SEXUALIDAD FEMENINA. EL CLITORIS. ¿SABÍAS?

Hoy toca algo de sexología, y anatomía.

Todos/as (eso espero) sabemos que el clítoris es el órgano sexual femenino, eréctil, que se encuentra en la parte superior de la vulva de la mujer.

Además, el clítoris es el único órgano humano cuya única función es la de proporcionar placer sexual. Pero ¿qué más sabemos?

¿Ya sabes que el clítoris en realidad mide casi lo que miden muchos penes en erección incluso?

Vamos a ver, hablo del tamaño del órgano, lo que se ve y lo que no se ve por estar dentro del cuerpo humano. Vamos a verlo…..
clitoris explicado

Como comentaba antes, el clítoris es la única parte del cuerpo humano que no tiene otra función que la de proporcionar placer. Eso le hace ser único, digno de estudio y digno de conocimiento.

Por ejemplo, hoy se sabe que tiene hasta 8 mil terminales nerviosas, todas ellas con ese fin de dar placer (el pene, para que veáis la diferencia, tiene unas 4000).

La primera pregunta quizá es la más importante, siendo lo que es ¿Cómo osamos pensar, hombres y mujeres, que la sexualidad femenina, el deseo sexual femenino está más escondido, más inhibido, menos importante que en los hombres?

Vamos pues a verlo con un poco más de rigor e historia:

TAMAÑO

El clítoris está unido a los labios menores de la vulva y recubierto parcialmente por éstos, dejando visible sólo el capuchón y el glande.

Esta parte que se ve es apenas una décima parte del volumen total del clítoris. Es la punta del iceberg. Pero el clítoris es un órgano muchísimo mayor que el pequeñito glande externo que conocemos. Su parte interna se extiende como dos brazos que pasan por los lados de la vagina. Este hecho lleva a afirmar a algunos investigadores y sexólogos/as ortodoxos que en realidad el orgasmo exclusivamente vaginal no existe, que si se produce es porque el pene, ya que al introducirse, estimula esas partes internas del clítoris. Sin embargo para otros no es cierto puesto que dentro de la vagina hay también múltiples nervios sensibles de provocar placer (aparte del famoso “Punto G”  ubicado a un par de cm de la entrada de la vagina) y se pueden producir orgasmos por estimulación de otras muchas zonas erógeneas aparte de la vulva, vagina o clítoris.
En realidad, el clítoris en toda su longitud puede llegar a tener un tamaño de entre 8 y 13 cm de largo ya hasta 6 de ancho, mientras que el glande clitoriano que vemos mide entre 3 y 4 mm de ancho y 4 y 5 mm de largo (en estado de reposo) mientras en erección puede alcanzar los 1 a 1,5 cm de longitud en la mujer promedio. ¿¿¿¿¿12 cm de largo??????, ¡¡¡Pero si eso miden muchos penes!!!!

Pues sí, eso es, y lo jodido es que hasta hace nada (1998) no se tomó en serio estos estudios científicos…. total, eran cosas de mujeres, que a la ciencia no le interesan tanto……, además era tabú, por supuesto. la sexualidad femenina ha de estar siempre en función de la masculina..

DESARROLLO DEL CLÍTORIS

En el desarrollo embrionario, hay una fase en que ambos sexos son indistinguibles. El desarrollo del clítoris y los órganos sexuales externos de la mujer comienzan a partir de la 7ª semana de la vida embrionaria. El clítoris se desarrollará a partir del tubérculo genital análogo al glande del hombre. En fases muy tempranas, el clítoris parece un pequeño pene. Posteriormente, debido a la acción de las hormonas maternas, adquiere su localización —anterior a la uretra— y un tamaño más pequeño que en el varón.

HIGIENE

Cuando las células de la cara interna del prepucio del clítoris se descaman y hacen la degeneración grasa que les caracteriza, forman el esmegma, como en el caso masculino. La higiene habitual impide que éste se acumule. Si lo hiciera, produciría irritaciones y adherencias, como sucede, de hecho, en los casos de fimosis del clítoris.

HISTORIA

El término clítoris procede del griego antiguo κλειτορίς (kleitorís), que fue reintroducido sin cambios en el Renacimiento. El primer médico antiguo en haberlo descrito y nombrado fue Rufo de Éfeso (siglos I-II d. C.). Este autor señala que en griego existía un verbo derivado, κλειτοριάζω (kleitoriázō), que significaba “acariciar(se) el clítoris para producir placer”. Sin embargo, en la literatura médica moderna no se menciona por primera vez su existencia hasta el siglo XVI (Renaldo Columbus fue un profesor de cirugía en la Universidad de Padua, en Italia, y publicó en 1559 un libro, llamado De re anatomica, en el que describió “la sede del placer femenino”. Columbus concluyó que «como nadie ha descubierto estos detalles y su propósito, si se permite que le dé nombres a cosas que descubro, debería ser llamado “el amor o dulzura de Venus”». Otro médico, alumno suyo, Gabriele Falloppio se adjudicó el ser el primero en describrir el clítoris. En el siglo XVII, el anatomista holandés Caspar Bartholin rechazó ambas pretensiones, diciendo que el clítoris ya era ampliamente conocido por la ciencia médica desde el siglo II (conocerse, seguro que se conocía desde hace cientos de años pero estudiarlo en serio…..)
Durante la época victoriana del siglo XIX, las mujeres que padecían de problemas uterinos, hormonales o emocionales eran diagnosticadas con una supuesta enfermedad llamada histeria femenina, la cual no tenía remedio y solo podía ser aminorada por medio de masajes de clítoris (equivalentes a lo que hoy en día reconocemos como masturbación). (Foto: disposición del clítoris alrededor de los conductos vaginal y urinario- frente)

Los médicos manipulaban la vulva de la “paciente” hasta que esta alcanzaba el orgasmo, momento en que se aplacaban los síntomas de su mal. La lista de síntomas asociados con este mal era tan larga que llegó un momento en que el número de casos se convirtió en una epidemia; casi cualquier dolencia leve podía servir para diagnosticar histeria.
Marie Bonaparte (segunda década del s.XX (psicoanalista y sobrina nieta de Napoleón Bonaparte) sólo tenía orgasmos cuando se masturbaba. Por ello realizó un estudio sobre las distancias del clítoris a la vagina y su relación con los orgasmos. Estimó que los orgasmos se producían precisamente cuando estaban mas cerca y la fricción del pene estimulaba el clítoris. En 1924 Marie Bonaparte publicó sus resultados bajo el seudónimo de A. E. Narjani en la revista científica Bruxelles-Médical, concluyendo que efectivamente había una relación inversa entre la frecuencia de orgasmos durante el coito y la distancia del clítoris (hasta 2011, con Kim Wallen, de la Universidad de Emory, y Elisabeth Lloyd, del Instituto Kinsey no se dio carta de investigación oficial a dichos resultados, confirmados por ellos).
En realidad, hablando de oficialidad y científicamente, podemos decir que hasta mediados del s.XX no se estudió este maravilloso órgano en profundidad. Lo hicieron Masters y Johnson , pioneros del estudio de la respuesta sexual humana
Y no fue hasta antes de ayer, 1998, cuando se estudió su anatomía en toda su plenitud: la uróloga australiana Helen O’Connell realizó estudios de imagen por resonancia magnética en voluntarias y vio la anatomía completa del clítoris. Hasta ese momento, algunos dibujos científicos y no profusamente divulgados (no hace falta mas que veas los libros de anatomía del siglo XX)
En resumen, el clítoris:
–Solo sirve para gozar, no tiene fines reproductivos..
–Es el mejor amigo del orgasmo femenino (entre el 50 y el 75% de las mujeres alcanzan el orgasmo por medio de estimulación del clítoris, con o sin penetración vaginal)
–Tiene erecciones (cuando es estimulado, se agranda y se pone erecto llenándose de sangre también, al igual que el pene)
–Es mucho más grande de lo que se piensa (la parte visible puede medir de 1 a 1,5 cm pero la parte interna llegará hasta 8 y 12 centímetros de largo y 6 centímetros de ancho)
–Se descubrió (en su plenitud interna y externa) hace demasiado poco tiempo: en 1998, la uróloga australiana Helen O’Connell realizó estudios de imagen por resonancia magnética en voluntarias y vio la anatomía completa del clítoris
–Todos son diferentes: Hay clítoris pequeños, grandes, más escondidos o menos. Algunos aumentan su tamaño cuando una mujer está excitada, unos son muy sensibles y necesitan mucha presión….
–Con el tiempo, se agranda: Al final de la pubertad, el clítoris de una chica habrá duplicado su tamaño. Para cuando una mujer tenga 32 años, su clítoris es casi cuatro veces más grande que cuando tenía 20 menos. Después de la menopausia, es siete veces mayor que al nacer….
–Es muy sensible a las vibraciones, por eso los juguetes sexuales vibratorios garantizan máximo placer
–Sensibilidad extrema. Ocurre como con el pene, tras el orgasmo su estimulación puede resultar dolorosa debido a su hipersensibilidad en ese momento. Al contrario de como la gente piensa, la mayor parte de las mujeres, tras llegar al climáx, necesitan un periodo, más corto o más largo, de descanso en el que no precisan estimular el clítoris directamente (excepto caricias suaves), debido a esa hipersensibilidad de después. Asi que …hombres, dejadlo descansar un poco, no seáis pesados con ese tan llevado de que todas las mujeres son “multiorgásmicas”, hay otras caricias y palabras más importantes en esos momentos de post-orgasmo.

Finalmente os pongo dos vídeos.
El primero está realizado con dibujos, con una presentación fácil, amena y divertida de explicar qué es, cómo es y para que está ahí el clítoris:
Está dibujado en papel guache y con técnica 2D digital. Realizado por “Animación III, Escuela Mel Hoppenheim de Cine, Universidad Concordia (Montreal, Canadá) por Lori Malépart-Traversy 2016. Esté corto animado ha ganado múltiples premios.

Os animo a visualizarlo, puede ser perfectamente didáctico para cualquier escuela de secundaria, por ejemplo.

El segundo vídeo de una hora de duración, se documenta la historia del estudio de este órgano, entrevistas a diversas estudiosas y mujeres que hablan sobre ello..
Imprescindible para cualquier persona. Documental realizado en 2003 por Cats and Dogs Films – Sylicone. Coproducción francesa, danesa y australiana:

El clítoris ha estado desde siempre censurado, prohibido…desde las religiones (es pecado tocarlo y hasta se ha comparado con lo satánico) hasta ciertas culturas machistas misóginas que directamente lo extirpan torturando a las mujeres con ello.

NO SEAS BRUTO!!!!

Algunas reglas, sobre todo para ellos: no es un botón de ascensor, por favor, hay que tratarlo con cariño, con suavidad (uno de los mitos masculinos dice que cuanto más fuerte lo aprietas, lo muerdes, más placer da….va a ser que no), es un órgano hipersensible como hemos visto, basta una simple caricia suave o un beso para que sus miles de terminaciones nerviosas transmitan dicho placer al cerebro. Otro error: creer que si una mujer sólo alcanza orgasmos por la caricia en el clítoris es que es “rara”. En este caso está claro, el raro es el que lo piensa. Los orgasmos conseguidos con el clítoris simplemente son distintos que los conseguidos con la vagina (se transmiten al cerebro por distintas vías nerviosas), o el famoso punto G, y para ellas, si son capaces de conseguirlos todos, mucho mejor.
Ah, y por favor, todos los clítoris, como todos los penes, como todas las vulvas….son distintas, aunque te parezcan iguales….no lo son por favor. Trátalo como único por ello.

Y si queréis saber más, os podéis leer este precioso libro de la Universidad de video titulado “El Clitoris y sus secretos. Podéis descargarlo desde EN ESTE ENLACE

Pues nada más, que ustedes lo gocen bien, por favor. Otro día más.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

3 comentarios en “SEXUALIDAD FEMENINA. EL CLITORIS. ¿SABÍAS?”

  1. Hola María, es verdad, me equivoqué al escribirlo, es 1998, sí, hace nada. Y no ha sido hasta 2009 que la doctora Odile Buisson y el doctor Pierre Foldes consiguieron hacer un sonograma completo en 3D. Corrijo el año. Gracias.

Ongi etorri, bienvenido/a!