Una encuesta entre adolescentes constata la vigencia del sexismo

De Tere me llegó esta noticia que resumo:

“Llenar la nevera, preparar los desayunos o hacer las maletas siguen siendo tareas de las mujeres, mientras que realizar pequeñas chapuzas en casa, comprar el coche o hacer la declaración de la renta son tareas que recaen en los hombres. Estos datos no son nuevos, la novedad reside en que son los hijos y las hijas quienes constatan que esa división del trabajo es la que se mantiene en sus casas”.

La encuesta se realizó a  785 adolescentes de 21 institutos distribuidos por 15 municipios del área metropolitana de Barcelona (una encuesta anónima de 106 preguntas  elaborada por Enriqueta Díaz, profesora de historia de secundaria en un instituto de Sant Cugat del Vallès).

En el 82% de las casas, es la madre la que realiza las tareas del hogar, incluso el fin de semana; la que elabora la lista de la compra; la que piensa qué se necesita y la que está pendiente (86%) de que no falte el jabón de la ducha, el papel higiénico o la fruta. Ella es también la que mayoritariamente se encarga de la compra y de la  preparación de los desayunos  (por encima del 70%, mientras que los padres lo hacen en el 19,7% de los casos si la que responde es la chica, y el 18,4% si el que contesta la encuesta es el chico). En vacaciones las progenitoras son las encargadas de organizar y preparar las maletas de toda la familia, lo que en la práctica significa que antes de salir ya acumula un cansancio extra.
A ojos de los adolescentes, los padres son los encargados de realizar las pequeñas reparaciones de fontanería o electricidad y quienes eligen el coche. La elaboración de la declaración de la renta también es tarea mayoritaria de los padres aunque en casa trabajen ambos.

Chicos y chicas tienen un sentido crítico a la hora de percibir los estereotipos, pero los siguen aplicando, y prueba de ello es que las chicas son las que mayoritariamente ayudan a sus madres en las tareas de casa. A los adolescentes, “en general, no les gusta ver lo poco que hacen sus padres en casa, incluso les produce una cierta vergüenza” pero los chicos tienen menos percepción y son menos críticos ante esa realidad, a todas luces poco igualitarias, que ellos mismos describen. “Las chicas se adaptan más a la cultura imperante, pero también son más conscientes de que la situación es discriminatoria y, por tanto, son más críticas”.
La escuela va ser fundamental también porque, como decía el filósofo George Gusdorf, “el que no se nombra no tiene nombre, no se piensa. El que no se nombra no existe´. Y las mujeres, en los libros de texto, casi ni aparecen”

EL ENLACE ORIGINAL ES ESTE: Una encuesta entre adolescentes constata la vigencia del sexismo- Lavanguardia

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!