Y Dios me hizo mujer

Quiero dedicar esta poesia a una mujer que tiene una cita importante este martes. Con mi mayor deseo para que dicha cita sea el mejor regalo el año.

Y Dios me hizo mujer,

de pelo largo, ojos,

nariz y boca de mujer.

Con curvas y pliegues

y suaves hondonadas,

y me cavó por dentro,

me hizo un taller de seres humanos.

Tejió delicadamente mis nervios

y balanceó con cuidado

el número de mis hormonas.

Compuso mi sangre

y me inyectó con ella

para que irrigara

todo mi cuerpo;

nacieron así las ideas,

los sueños,  el instinto.

Todo lo creó suavemente

a martillazos de soplidos

y taladrazos de amor,

las mil y una cosas que me hacen

mujer todos los días,

por las que me levanto orgullosa

todas las mañanas

y bendigo mi sexo.

(Gioconda Belli)

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

2 comentarios en “Y Dios me hizo mujer”

  1. Cautivante el elogio al sexo débil.
    Las mujeres estamos felices de serlo.
    Las luchas no nos amedrenta. Somo batalladoras de un mundo mejor, soñamos hasta con lo imposible para hacer felices a los que nos rodea en especial la familia.
    Si descubrimos que ese sueño perjudica lo que amamos lo borramos de la mente y volvemos a entretejer nuevos.Siempre con los “pies en tierra”
    Igual que Gioconda y muchas más bendigo haber nacido mujer!!!

Ongi etorri, bienvenido/a!