La ‘marcha negra’ minera culmina en Madrid acompañada por una multitud. “No estamos indignados, estamos hasta los cojones”

“Segunda Carta Abierta a los Mineros de un profesor ahora desempleado”