¿Dios tiene sexo?. ¿Igualdad en la Iglesia Católica?

Pues mira, como diría Sabina, “habrá unos que digan que sí y otros que digan que no”.
Bueno, en la religiones con Dioses y Diosas personificadas por supuesto que sí lo tienen. En otras, por ejemplo la religión católica, la religión mayoritaria de los lectores de este blog que se consideran religiosos…, pues sí (o no, claro). Si, por ejemplo dios es Dios y Hombre a la vez…., pues parece que es de sexo masculino, ¿no?
Pero si Dios es omnipresente, omnipotente, omniloquesea…no debiera tener sexo ¿no?
Bueno, esta reflexión que algunas personas se hacen cuando juegan a filosofar viene a cuento en realidad del tema que me gustaría tratar ahora: la presencia femenina en la Iglesia Católica.
Parto de una realidad: hoy en día, la mayoría de fieles de la Iglesia católica son mujeres y sin embargo la realidad es que la mujer, en su conjunto sólo está representada en la parte más baja y sumisa de dicha Iglesia (monjas, ayudantes, limpiadoras o empleadas, secretarias….)
Y sin embargo, cada vez hay más teólogas, y teólogas feministas también. Mujeres que piensan que la Iglesia debe modificar ese machismo en los tiempos que vivimos.
¿Nos imaginamos una representación de Dios con formas femeninas? ¿por qué no? ¿Dónde pone que ha de ser una forma masculina?
(y no hablo de los escandaloso que para muchas personas sería poner a una mujer clavada en la cruz, semidesnuda, como el Cristo crucificado)
¿Por dónde habría que empezar?,
Parece que una de las primeras cosas a cambiar de una vez, tantas veces intentado y las mismas veces prohibido desde la Jerarquía machista de la Iglesia es la ordenación de sacerdotes mujeres (o sacerdotas), el eslabón más bajo de la Iglesia que oficia o manda. Sin ese primer paso jamás veremos obispas, arzobispas, cardenales mujeres, ni Papisas.
¿Porqué no se accede a la ordenación de mujeres? ¿a qué se tiene miedo?. A que hay tres veces más mujeres que hombres en la Iglesia?
Esta lucha, desde los propios conventos, hace ya décadas que sigue. No hace mucho, 6 años, el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fé Joseph Ratzinger, hoy Papa de la Iglesia católica, dictó un “monitum” (advertencia) sobre este tema, amenazando con excomulgar a quienes ordenaran sacerdotas pero la lucha sigue, en esos mismos conventos y en la sociedad católica y general.
Trabajos desde la propia Iglesia existe, por citar algunos: el libro “Mujeres sacerdotes, ¿por qué no?”, de la monja y doctora en Historia María José arana, otro más relevante (por el cargo, no por el fondo) escrito hace menos de 2 años por el cardenal Carlo María Martini titulado “Coloquios nocturnos en Jerusalem” en el que exhorta a sus pares de la jerarquía a plantearse el sacerdocio femenino y el fin del celibato obligatorio, o los apoyos del presidente de la Conferencia episcopal alemana, arzobispo Robert Zollisch, a favor del la revisión del celibato.
En las iglesias cristianas protestantes y anglicanas (emn este caso desde 1992) el celibato y la aceptación del sacerdocio femenino es ya un hecho, sigue, por supuesto, habiendo discriminación femenina pero el paso ya está dado, ese paso que la Iglesia catolica, lejos de darlo, lo obvia y se aleja más aún con el presente Papa (en la primera encíclica del Papa ya afirmaba que Dios había creado ala mujer “como ayuda del hombre”)
¿Qué pasaría, en España por ejemplo, si las mujeres dejaran de asistir a la Iglesia?, quien cuida los templos?, quien los limpia?, quien los adorna? ¿Quién recoge las limosnas y ayuda al mantenimiento de los locales eclesiásticos?, quien lava la ropa de los curas incluso? quien elabora las ostias?, quien…?: MUJERES
Los que ahora mandan en la Iglesia católica, los más fundamentalista de los últimos tiempos basan sus afirmaciones prohibicionistas y machistas en que “Jesús tuvo 12 apóstoles, todos hombres”, y se quedan tan anchos. Sin contar que en esa época había presbíteras y diaconisas, que algunos de los apóstoles estaban casados, que a lo largo de los siglos han habido manifestaciones feministas y femeninas en la historia sagrada, desde la conocida María de Magdala, muejres sacerdotes en pinturas de la mismísma Capilla Sixtina, mujeres ordenadas sacerdote en la dictadura comunista de Chequia, con conocimiento del papa Juan Pablo II, y centenares de ejemplos más, hasta incluso la aparición de una Papisa, la única en la Historia dde la Iglesia Católica.

La Iglesia católica (y la mayor parte de las Iglesias) tiene una gran deuda contraida con las mujeres que algún día han de saldar. Cuanto antes mejor. Sin miedo

Tomando como base el artículo “En el nombre de la Madre, de la Hija y del…”, publicado por El Pais el 15 de agosto de 2008

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

4 comentarios en “¿Dios tiene sexo?. ¿Igualdad en la Iglesia Católica?”

  1. Magnifico… Despues de conseguir tertulianas, una nueva conquista.

    Sueño con el dia en que tambien podamos tener verdugas, dictadoras, diosa unica y verdadera…

    Besos.

  2. Mi estimado amigo Jhon
    Por supuesto que la Iglesia somos todos (al menos los que se consideran católicos o cristianos)
    Nunca jamás pondré en duda la buena voluntad de las personas que pertenecen a al Iglesia de base y trabajan por ella. Conozco muchísimas personas, religiosas, de base que son unas bellísimas personas y que dan todo por los demás.
    Peor la Iglesia católica tiene un mal: sus dirigentes.
    Y es desde la Iglesia desde donde hay que denunciar a esos dirigentes que basan su poder en el autoritarismo, la represión, las prohibiciones,…. y hasta la tortura.
    Tu madre fue una de esas belísimas personas alas que me refería, sin duda.
    Un abrazo y gracias.
    Juan

  3. Estimado amigo:

    Yo creo que hay que aclarar los puntos. Iglesia somos todos. Y la base de esa iglesia, son justamente, nuestras madres, que nos imparten el respeto y la fe. El año pasado murió mi madre. Un día, mientras estaba convaleciente de una larga enfermedad, la mire a los ojos, y le dije lo siguiente: gracias por haber sido mi madre. Ella me respondió con otra mirada y me susurro al oido: te quiero mucho hijo mío. Cuando imagino, lo paciente y amorosa que ha sido conmigo, me pregunto: ¿Qué no hizo mi madre por mí? Ella me enseño a orar, a aceptar su bendición, a sentarme en la iglesia, y a creer en Dios. Es cierto, las mujeres aun no llegan a ser sacerdotes… pero llegaran, eso tenlo por seguro. Ellas tienen un noble encargo -el mejor del mundo-: son nuestras madres.

    Las monjas que van a los arrabales, a los hospicios, a las cárceles, son de mi respeto. ¿Pero se les ha preguntado a algunas de ellas por que hacen una vida tan sacrificada? Sera, ¿por qué quieren ser sacerdotes?

    ¿Hubiera existido una santa Madre Teresa de Calcuta dentro de los recintos de una iglesia en medio de Bombay? ¿Su mensaje de amor y esperanza hubiera trascendido dentro de cuatro paredes?

    Finalmente, mi estimado amigo Juan, saludos por tu pagina, que llega a todo el mundo, y que es muy leída por todos mis amigos en America, ¡Gora euskadi askatuta!

Ongi etorri, bienvenido/a!