68 horas de jornada semanal pactadas?

¿Pactadas? Já!!!!
¿Cuántas veces hemos oído ya el anuncio ese de que la U.E. (bueno, los ministerios de Trabajo de la U.E, que ya sabemos que como pregunten a la ciudadanía….) va a proponer una jornada laboral de hasta 65 horas semanales?
Yo no es que sea euroescéptico, en realidad me siento muy europeo, pero econónicamente europeo, eso sí. Pertenezco por suerte a esa Europa “rica” en lo económico, la única Europa como realidad que existe. El resto…es papel mojado que la mayoría de “europeos” no llegamos a entender jamás.
En resumen que aunque sea europeo, me siento más cerca de los chilenos, por ejemplo, que de los holandeses
La cuestión es que ahora quieren que se apruebe una directiva (o como se llame) que amplie la posibilidad de trabajar durante 65 horas a la semana siempre que ello sea pactado entre el empresariado y los trabajadores o trabajadoras.
Pero…¿acaso alguna vez el empresariado ha pactado esas cosas con los trabajadores?.
Hace más de un siglo las horas semanales se cifraban por estos lares en 64 horas semanales, allá por 1870 más o menos.
A partir de ahí muchas huelgas, muchos muertos, muchos encarcelamientos…han logrado que se bajara hasta las 40 horas semanales (35 en algunas adnministraciones públicas).
Acaso pensamos que si se aprueba, el empresariado contrataría a personas que no firmasen el primer dia que están dispuestos a trabajar 65 horas?. ¿Dónde está el pacto entonces?
No nos engañemos, el empresariado (en el 95% de lo casos, por ello de las excecpciones) tiene un sólo objetivo: ganar más dinero. Un objetivo loable, no lo dudo. Lo que me jode es que para como presenten estas cosas como algo que beneficia a la clase trabajadora. Si por la mayoría fueran, no contratarían a mujeres en buen parte de los puestos, por supuesto no contratarían a mujeres en edad de embarazarse y menos si ya lo están, no contratarían a inmigrantes con papeles si pudieran puesto que si papeles pagan menos, no contratarían a personas de forma indefinida en general….
Hagamos historia en España por ejemplo:
En 1902 se promulgó la jornada de ocho horas para los trabajadores de los establecimientos de Hacienda Pública (no para el resto de industria privada ya que , por ejemplo, en la minería fue en 1912 cuando se rebajó a 9 horas diarias (hasta 1931 no se rebajó a 7 horas diarias)
En 1904 se permite el descanso dominical.
Es en 1919 cuando, por Decreto al fin, se puso como jornada máxima legal 48 horas semanales
Fue en 1935 cuando la OIT (22 de junio) establece la jornada de 40 horas semanales. (aunque España no se sumó entonces y por ejemplo, en 1936 se establecía la jornada de 44 horas en la metalurgia)
Hasta 1980 no se establece, por el Estatuto de los Trabajadores que la jornada máxcima seria de 42 horas semanales
En 1983 se establece por fin la jornada de 40 horas que “disfrutamos”.

Aumentar el computo de horas posibles se hace por varias razones: negativa a contratar a nuevas personas (es mejor tener trabajadores y trabajadoras con un horario muy flexible que no puedan decir que no cuando el empresariado les diga que este año hay que trabajar 50 horas, por decreto de la patronal ¿quién se atreve a negarse?. Claro que se las van a pagar pero ¿acaso el trabajador será libre de negarse?, ¿en este tiempo en que la precariedad laboral es tan alta y que los empleados/as temporales son mas que nunca???? (hasta el 40% de los contratos hoy en día segun fuentes oficiales).
La flexibilidad no es mala per sé, pero está claro que la flexibilidad hoy en día sólo beneficia al empresariado, nunca al trabajador.
los últimos 20 años han sido de bonanza econónica europea en general, se han hecho las mayores fortunas, las empresas y bancos han visto aumentar sus beneficios anualmente con cantidades que dan casi vergüenza cuando luego les ves regatear simplemente una subida de sueldo del IPC.
Estamos 10 años llenándonos los bolsillos a espuertas (los empresarios/as) y luego, cuando llega una crisis, un años que nos e producen beneficios….regulaciones, despidos inmediatos…., ¿acaso esos 10 años no sirven para aguantar una pérdida de 2-3 años?
Habelos haylos (sobre todo los muy pequeño) pero…..¿cuantos empresarios/as pobres y arruinados veis? ¿y cuántos veis con 10 veces mas de beneficios que hace 10 años?

Los últimos 16 años, según estudios europeos de solvencia, se han caracterizado por fuertes crecimientos en los resultados empresariales y de la economía, y sin embargo los salarios reales apenas crecieron en un 1,5%
No, este aumento es un paso más de esa Europa economicista hecha para y por los lobys empresariales y económicos más importantes. El trabajadoer, la trabajadora, les importa un “huevo”.

La mayor parte de los datos numéricos e históricos tomados de un artículo de Juanjo BASTERRA en GARA

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

5 comentarios en “68 horas de jornada semanal pactadas?”

  1. Arantza, está claro que en europa quieren que España sea simplemente la palya turística europea, sin más. Y mientras el sector primario vasco y español, al garete. Y un pais sin sector primario es un pais acojonado, un pais dependiente,un pais sin recursos, que se mueve al son que le soplen. Y cuando haya destinos turísticos mejores (Africa, algun pais de europa nuevo, asia….), ese día la economía temblará.

  2. Opinión por Luis Aparicio

    Del cuento chino de la sociedad del ocio, a las 65 horas semanales

    Fecha: 10/6/2008

    Luis Aparicio Pérez
    Director de Contenidos de INVERTIA

    España lleva tiempo soportando y emulando a los países en vías de desarrollo. En este aparente todo va bien, los datos sobre la pérdida de poder adquisitivo en los últimos años han sido escalofriantes. Sin posibilidad de devaluar nuestra moneda ya dentro del euro, las ganancias de competitividad de la economía española, con un desarrollo tecnológico e industrial insuficientes, se han realizado a costa de congelar los salarios durante muchos años o ligarlos a una inflación oficial, que viene a ser lo mismo.
    Otro paso ha sido la prolongación de la edad de jubilación, algo que está más justificado tanto por el alargamiento de la esperanza de vida como por la tardanza de las nuevas generaciones para incorporarse al trabajo. Tal vez sería mucho más sencillo buscar otros sistemas de pensiones a camino entre lo privado y lo público que hicieran sostenibles las arcas públicas y no obligasen a alargar artificialmente la edad de jubilación. También tiene más lógica que los jóvenes se incorporen antes al mundo laboral: amén de la experiencia, la juventud es más hermana del trabajo que la senectud.

    Pues bien, desde la Eurocámara ha llegado una iniciativa que huele a máquina de vapor, a carbón y a miseria del inicio de la primitiva industrialización. Así, si ambas partes (empresario y trabajador) lo acuerdan es posible hacer una jornada laboral de 65 horas. Aquí el concepto acuerdo tiene fácil sustitución por oferta y demanda, y dependiendo del momento económico y personal serán o no lentejas.

    Los parlamentarios europeos no han indicado nada de aumentar ellos su jornada laboral ni de renunciar al chorreo de dádivas y dietas que tantas veces ha denunciado la prensa desde Bruselas. Ellos deben ser altamente competitivos y, además, compiten con otros parlamentos nacionales de similares capacidades y esfuerzos: no hay problema.

    El gigante chino con sus nimios costes de producción y sus condiciones laborales cercanas a la esclavitud nos acabará tragando. Por fin ya sabemos lo que era la amenaza China cuando el gigante despertase… y despertó. Los economistas que glorificaban su positivo efecto en la reducción de la inflación en el mundo, ahora están perplejos. Todo el mundo se congratula de las mejoras de la población más numerosa del mundo, pero el capitalismo hacía el truco de poner en competencia cosas totalmente diferentes por el mero hecho de ser rentables.

    Cada vez soy más escéptico sobre las modas y las teorías que nos venden, porque he constatado con los años que son brindis al sol, paja para rellenar los masters. Para los liberales cerrar o limitar fronteras es absurdo y aboca inexorablemente a la pobreza de quien lleve a cabo esta práctica. Eso sí, ya se sabe que siempre que no afecte a mi negocio. Europa lleva años y miles de millones de euros subvencionando la no producción agrícola: algo lleno de sentido común y lógica que ahora se cuestiona. Hay uno y mil ejemplos de esta estulticia cíclica.

    A mi no se suena tan lejano. ¿No se acuerdan de que entrábamos en una era del ocio en la que lo realmente complicado sería cómo ocupar el abundante tiempo libre?. ¿No habíamos llegado a una sofisticación tecnológica tal que prácticamente no haría falta el trabajo humano que se prodría concentrar en una o dos horas díarias?. Nos han vuelto a vacilar…. de las previstas 10 horas semanales a nada menos que 65. Todos chinos y tan contentos.

    Este articulo también viene a cuento

  3. En un anuncio de televisión aparece un ama de casa que dice que no le importan nada las turbulencias de los mercados financieros, pero sí el precio de la leche. Aunque ambos fenómenos están relacionados y tendrán consecuencias sobre la mayor parte de los ciudadanos, esta aparente distancia entre la economía financiera y la real se percibe con nitidez en la calle, en la actual coyuntura de incertidumbre y desconfianza.

    En esta coyuntura, el alza del precio del petróleo enciende las alarmas
    Y sin embargo, hay un tratamiento muy desigual entre una y la otra. En la reciente cumbre de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en Roma, se manejaron algunas cifras de urgencia para sacar del hambre a una séptima parte de la humanidad (poco menos de mil millones de personas) y se hizo una apelación -fracasada- a la lucha contra el proteccionismo agrícola (subsidios, aranceles, cuotas…) como fórmula de superación de los problemas de carestía y escasez. Entre esas cifras se habló de la necesidad de al menos 1.100 millones de euros de choque, para paliar los efectos más inmediatos de la hambruna en el mundo (lo que equivale, por ejemplo, a apenas la quinta parte del coste de devolver los 400 euros en las nóminas de los españoles) y de 30.000 millones de dólares al año, a medio plazo.

    Por el contrario, para resolver las turbulencias motivadas por las hipotecas de alto riesgo se ha considerado natural la intervención de los bancos centrales (liquidez masiva, favorecer la compra de bancos en crisis, garantías discutibles…) y se han contemplado ayudas oficiales para reestructurar algunos bancos. La semana pasada, Bruselas autorizó los subsidios concedidos por las autoridades alemanas al Sachsen LB, uno de los primeros bancos regionales que tuvieron problemas por las hipotecas subprime, como lo hizo antes con las del West LB. En cuanto a los números manejados en el sector financiero, son mareantes en comparación con los de la FAO para la seguridad alimentaria: las pérdidas reconocidas por los bancos afectados (norteamericanos y europeos, sobre todo) ascienden al menos a 300.000 millones de dólares, y las ampliaciones de capital cerradas para reflotarlos se cuantifican en 240.000 millones. Según la OCDE, estas pérdidas podrían ascender a 420.000 millones de dólares, cantidad que el FMI elevó al billón.

    Pese a las declaraciones generalizadas de que los peores efectos de la crisis financiera han pasado, el goteo de noticias negativas no cesa. Estos días se supo que Lehman Brothers, el más pequeño de los grandes bancos de inversión americanos, anunciará pérdidas en el primer trimestre del año y prepara una ampliación de capital para superarlas. Algunos analistas hicieron una analogía, que tuvo consecuencias negativas para la tranquilidad de los mercados bursátiles, entre Lehman Brothers y Bear Stearns, el banco que hubo de ser comprado por JPMorgan para evitar su bancarrota, a resultas de una demanda de la Reserva Federal (Fed). Como también se hizo una comparación, quizá exagerada, entre el pequeño banco británico Brad-ford & Bingley, cuyo principal negocio son las hipotecas, con el nacionalizado Northern Rock, al conocerse que el primero iniciaba una ampliación de capital para cubrir las pérdidas del primer cuatrimestre del año.

    No son los únicos casos. La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s, acusada de haber mirado para otro lado cuando se inició la crisis de las hipotecas locas, ha revisado a la baja la calificación de la aristocracia financiera de Wall Street (Morgan Stanley, Merrill Lynch y Lehman Brothers) y redujo las perspectivas sobre Bank of America (que culmina la compra de Countrywide, la mayor entidad hipotecaria estadounidense), JPMorgan y Goldman Sachs. También ha degradado la calificación de algunas de las principales entidades aseguradoras de bonos como MBIA y AMBAC, al tiempo que el organismo regulador de las Bolsas de EE UU investiga a la mayor aseguradora mundial AIG, ante las sospechas de que podría haber exagerado el valor de sus contratos vinculados a las hipotecas subprime.

    En cualquier otro contexto, el incremento del precio del petróleo (que el pasado viernes se incrementó 11 dólares, la mayor subida diaria de la historia en términos absolutos, hasta alcanzar los 138 dólares el barril) hubiera sido alarmante. En esta coyuntura, enciende todas las luces de alarma.

    Esto es un articulo publicado en el diario el País.Saludos.Jota

  4. Sinceramente,no sé si soy una aldeana o qué,pero creo quE la UE,aparte de “fastidiarnos”,no nos ha servido para nada.En mi familia hay baserritarras que han tenido que quitar el ganado,por las exigencias y los cupos y no sé que de la UE. Las cosechas,otro tanto,para casa,y punto.Los arrantzales,ahí están con un montón de pegas.Y ahora pretenden convertirnos en esclavos.En lugar de adelantar la edad de jubilación,hay profesiones que con 60 años deberías estar jubilado,qieren que trabajemos asta m´s edad y más horas..¿y qué es de la conciliación familiar?¿cuándo ven los hijos a los padres? ¿cuántas horas trabajan “sus señorías”en el parlamento europeo?Ya,ya,ellos se suben el sueldo y se bajan las horas de trabajo,como ha sugerido el listo de Bono,dos sesiones en lugar de tres.Será que tanto dormir les están empezando a sentar mal….

Ongi etorri, bienvenido/a!