Grupo permanente de asesores internacionales: «El atentado de ETA no implica la ruptura definitiva ni del diálogo ni del proceso»

El Gobierno Vasco  ha constituido un grupo permanente de asesores internacionales muy expertos en resolución del conflictos. Está compuesto por Albert Reynolds, ex primer ministro de Irlanda; Roelf Meyer, jefe negociador de la minoría blanca en el fin del apartheid en Sudáfrica y luego ministro con Nelson Mandela; Joanna Weschler, directora de investigación del organismo que examina al Consejo de Seguridad de la ONU; Andrea Bartoli, asesor del secretario general de la ONU; y Harry Barnes, del Centro Carter de Resolución de Conflictos. Los cinco se reunieron ayer con Juan José Ibarretxe, Joseba Azkarraga y Javier Madrazo.

Al término de la reunión, Roelf Meyer actuó como portavoz del equipo y señaló que la primera conclusión del grupo era que «la bomba supone un desafío, un reto al proceso, pero no significa que sea el final del mismo», valoró positivamente que «las encuestas de opinión, tanto antes como después del atentado, muestran que la opinión pública vasca y la española están a favor de una solución pacífica y negociada del conflicto» y apuntó que  «la violencia no puede resolver un conflicto. El conflicto únicamente se puede resolver a través del diálogo y la negociación».

Con estas premisas, el grupo de asesores lanzó cuatro iniciativas:

1.- «dar un enfoque incluyente para la solución del conflicto,..inclusión significa tener la participación de todas las partes del conflicto».

2.-«conseguir un lugar y un contexto en el que todas las partes puedan tener una representación política».

3.-«tanto los vascos como los españoles puedan desarrollar su propio proceso interno y que no lo hagan agentes externos».

4.- «ahora es el momento de concentrarse en construir el propio proceso y no los contenidos del mismo, reconstruir una confianza entre los distintos agentes».

Reynolds recordó al experiencia irlandesa con el atentado que hubo en Canary Wharf, en febrero de 1996 (el IRA puso fin su tregua con una explosión en dicho barrio financiero y  murieron dos personas. El ex primer ministro de Irlanda, Albert Reynolds, afirmó que en se momento sabñia que algo iba a ocurrir, pero que no pudo hacer cambiar la actitud del Gobierno británico, que se negaba a incluir a Sinn Féin en las negociaciones. Unas semanas después de la explosión comenzaron las conversaciones incluyendo al Sinn Féin. Reynolds se preguntó por qué no se hizo antes. Habló de falta de liderazgo de Major (como ahora la de Zapatero).

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!