Mujeres (25). 13ª mujer asesinada por su pareja. TRES POR UNA

El día de los enamorados no dio tregua a las mujeres. En Arganda del Rey, Madrid, una mujer de 46 años murió a causa de las puñaladas propinadas presuntamente por su marido, que se ha declarado autor del crimen.  Por lo visto el agresor se presentó en la tienda en la que trabajaba su mujer y confesó la autoría de los hechos.  14 de febrero, San Valentín, También un mal día para muchas mujeres.

Con esta mujer ya son  13 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros. Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una nueva mujer importante en la historia de la humanidad, una mujer de “armas tomar”, incluso esas han pasado desapercibidas por la Historia oficial. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Inés de Suárez (Plasencia 1507 – Chile 1580)

Inés de Suárez, es una de las mujeres que más destacaron en el siglo XVI por su participación en las campañas de Chile al lado de Pedro de Valdivia, una de las pocas mujeres españolas que son de renombre en la odisea de la conquista americana. Muy joven se casa con Juan de Málaga, aventurero que se embarcó para buscar fortuna en el Nuevo Mundo.

En 1537 consigue permiso real para ir a buscar a su marido. Tras varios meses lo encuentra muerto en Perú y recibe una pequeña parcela de tierra por ser viuda de soldado español. La estancia asignada era contigua a la encomienda de Pedro de Valdivia y se inicia entre ambos una fuerte relación amorosa en 1538. Desde ese momento colaboró con él en la expedición de conquista de Chile como enfermera, cocinera, administradora de los recursos económicos, organizadora de los campamentos, de la defensa de la retaguardia y participando en la batalla como soldado en la defensa de Santiago. Iincluso llegó a salvar la vida de Pedro de Valdivia cuando un contrincante venido desde España llamado Pedro Sanchez de la Hoz, junto a otros 4 españoles estuvo a punto de darle muerte en el Desierto de Atacama

En la batalla contra los caciques indígenas chilenos, muchos hombres daban por inevitable la derrota y se opusieron al plan, argumentando que mantener con vida a los líderes indígenas era su única baza para sobrevivir, pero Inés insitió en continuar adelante con el plan: se encaminó a la vivienda en que se hallaban los cabecillas, dándoles la orden de ejecución. Testigos del suceso narran que el vigilante, al preguntar la manera en que debían recibir muerte los prisioneros, recibió por toda respuesta de Inés “De esta manera“, tomando la espada del guardia y decapitando ella misma al primero de los caciques.

Después de que los siete caciques fuesen decapitados y sus cabezas arrojadas entre las filas de indígenas, Inés se vistió con cota de malla y casco, cubriéndose con un manto de piel de alce, y montó sobre un caballo blanco. Afirma un testimonio que “(…) salió a la plaza y se dispuso frente a los soldados, enardeciendo sus ánimos con palabras de tan exaltadas alabanzas que la trataron como si fuese un valiente capitán, y no una mujer disfrazada de soldado con cota de hierro“.  Comparadas a menudo las hazañas de Inés de Suárez con las de Juana de Arco o el Cid, en Chile su nombre evoca la determinación, el coraje y la bravura de las mujeres criollas nacidas en dicha región.

Isabel Allende publicó en 2006 una novela dedicada a su figura: “Inés del alma mía”. Tras una amplia documentación, Allende reconstruye la figura de una mujer que pasó desapercibida por la historia a pesar del papel fundamental desempeñado junto a Pedro de Valdivia en la historia de Chile.

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!