VIOLENCIA DE GÉNERO MACHISTA. UNA MUJER ASESINADA EN O PORRIÑO (PONTEVEDRA). (Biografía: Luisa de Medrano, la primera catedrática de la historia)

Tercer asesinato machista en tres días. Ocurrió también ayer día 18 de junio. María Magdalena Moreira Alonso tenía 47 años. Según las investigaciones, su marido, Tomás Romero, de 57 años, le habría disparado y luego se habría suicidado con la misma arma. Según lo publicado, él salió de su trabajo diciendo que necesitaba ir para poder firmar los papeles de divorcio. Después de eso, fue uno de sus hijos el que encontró los dos cuerpos sin vida en el garaje de su casa, junto a la escopeta utilizada. Hacía sólo unas semanas que se habían separado. “Mía o de nadie”.

Con esta mujer, son ya 22 mujeres (6 de ellas asesinadas por hombres que no tenían relación de pareja o expareja), 1 niña de 13 años y 1 hombre, las personas asesinadas por violencia de género en lo que va de año (ver este enlace). (En este listado general he incluido a 6 mujeres y a la niña, que no aparecerán en el listado del Ministerio todavía: una es Diana Quer, cuyo cadáver apareció el día 1 de enero tras casi dos años de búsqueda, 4 que fueron asesinadas tras ser agredidas sexualmente por conocidos: en Madrid (posible prostituta, aunque el hombre que la asesinó mantenía relación de algún tipo con ella), Zamora (tras un intento de violación por un pastor de 17 años), Vilanova i la Geltrú (la niña de 13 años, con posible abuso sexual de por medio), Fuerteventura (agredida sexualmente y asesinada por su primo). También incluyo a 2 víctimas por venganza de género: una en Vitoria, (madre de la pareja del asesino) mujer, otra en Albacete (hermana de la expareja). Aparte, la víctima número 9 del listado es un hombre, padre de una mujer al que su yerno asesinó como venganza contra su pareja, para mi es la misma violencia de género que cuando asesinan a los hijos de ella, a la nueva pareja de ella….)

Los asesinatos de mujeres han ocurrido en:
Madrid: 1 (*), Galicia: 2 (*) (A Coruña(*) y Pontevedra), Asturias: 1, Canarias: 3 (*) (Las Palmas, Fuerteventura(*) y Sta C. de Tenerife), Castilla La Mancha: 3 (*) (Toledo y Albacete(*)), Castilla-León: 2 (Burgos y Zamora), País valenciano: 1 (Castellón), Cataluña: 3 (*) (Barcelona(2*) y Girona), Murcia: 1, Andalucía: 5(*) (Granada (3), Málaga y Almería (*1 hombre). (Los 5 menores se refieren a asesinatos cometidos en Ciudad Real (2), Madrid (2), País Vasco: 2 (Vitoria-Gasteiz *) y Barcelona (1).
Siguiendo la campaña de visibilización de este Blog, resumo una vez más a mujeres de los siglos anteriores al siglo XX, una gran parte de ellas perdidas y olvidadas en la historia, una Historia que en su mayor parte ha sido escrita por hombres e impregnada del patriarcalismo, misoginia y machismo generalizado durante tantos y tantos siglos…
Esta vez visibilizo una mujer del siglo XV-XVI, la primera catedrática del mundo, olvidada, una vez más.

Luisa de Medrano Bravo de Lagunas Cienfuegos (Atienza, 1484 – Salamanca 1527)

En España, si buscas en google, hay muchos colegios, institutos, salas de estudio…. que se llaman, erróneamente “Lucía de Medrano”. En realidad el nombre de esta mujer, la primera mujer catedrática de la historia, se llamaba Luisa. A ver si al final empiezan a visibilizar su nombre real y cambian ese error, que son muchos siglos ya de error para esta mujer tan importante.
Fue hija de padre y madre en buena posición nobiliaria: Diego López de Medrano (señor de San Gregorio), y Magdalena Bravo de Lagunas. Parece ser que tanto su padre como su suegro murieron prestando servicio a los reyes en el sitio de Málaga y ello hizo que la reina trajera a su corte a la madre viuda, a Luisa y a su hermano Luis, donde recibieron instrucción cultural particular (que llegó a ser catedrático y rector de la U. de Salamanca).
A Luisa de Medrano se la conoce, además de por su poesía y literatura filosófica, por ser la primera catedrática de la historia. Fue en 1508, con sólo 24 años, cuando sustituyó ni más ni menos que a Antonio de Nebrija en la Universidad de Salamanca (en la cátedra de Lenguas Clásicas-Latín) y también dio clases magistrales de Derecho Canónico.
Sin embargo, a pesar de ello, toda su obra manuscrita se perdió por lo que cayó en el olvido (incluso, en la re-inauguración de un nuevo edificio del “Instituto Lucía de Medrano” de Salamanca, en 1968, un periodista preguntó por esa mujer que daba nombre al edificio y ninguna de las autoridades presentes supo explicar quién fue Luisa/Lucía de Medrano. Una vergüenza cultural, de carácter machista, sin duda. En realidad cuando buscas “primera mujer catedrática” verás cómo te saldrá en muchísimos lugares la biografía de madame Curie, como la primera mujer catedrática…. ¡4 siglos después que Luisa de Medrano!, ya en el siglo XX. Por eso hay quien no da crédito a ello, pero hay numerosos testimonios escritos que lo acreditan, sobre todo de un famoso humanista de Castilla, Lucio Marineo Sículo (autor del “Cronicón de Salamanca”). Precisamente el error del nombre se debe a este mentor, ya que al ser italiano, “italianizó” su nombre en su “Opus Epistolarum (Valladolid, 1514)” y escribió Lucía en vez de Luisa).
En la parte positiva, que Luisa fuera catedrática se debe en parte a que Isabel la católica quiso, para poder resarcirse de su propia falta de instrucción, que las universidades de Castilla admitieran lo mismo a hombres que a mujeres (cuyo alumnado era siempre de familias nobles, cortesanas y poderosas), a pesar de que en la sociedad estaba mal visto que las mujeres fueran cultas y estuvieran fuera del hogar.
Luisa murió joven, sobre los 44 años, y sin descendencia, habiéndose dedicado la vida al estudio.
Loa de Lucio Marineo a Luisa: “La fama de tu elocuencia me hizo conocer tu gran saber de estudios antes de haberte visto nunca. Ahora, después de verte, me resulta aún más sabia y más bella de lo que pude imaginar, joven cultísima. Y después de oírte me ha causado gran admiración tu saber y tu ornada oratoria, sobre todo tratándose de una mujer llena de gracia y belleza, y en plena juventud. He aquí a una jovencita de bellísimo rostro que aventaja a todos los españoles en el dominio de la lengua romana. ¡Oh felices padres que engendraron tal hija! Debes mucho, clarísima niña, a Dios omnipotente y bondadoso por tu inteligencia. Mucho debes agradecer a tus padres que no te dedicaron a los oficios comunes entre las mujeres, ni a los trabajos corporales, en sí tan ingratos por su caducidad, sino que a los estudios liberales te consagraron, que son elevados y de eterna duración. Y te deben ellos a ti no poco, que su esperanza y ambición con tu constancia y gran estudio superaste. Te debe España entera mucho, pues con las glorias de tu nombre y de tu erudición la ilustras. Yo también, niña dignísima, te soy deudor de algo que nunca te sabré pagar. Puesto que a las Musas, ni a las Sibilas, no envidio; ni a los Vates, ni a las Pitonisas. Ahora ya me es fácil creer lo que antes dudaba, que fueron muy elocuentes las hijas de Lelio y Hortensio, en Roma; las de Stesícoro, en Sicilia, y otras mujeres más. Ahora es cuando me he convencido de que a las mujeres, Natura no negó ingenio, pues en nuestro tiempo, a través de ti, puede ser comprobado, que en las letras y elocuencia has levantado bien alta la cabeza por encima de los hombres, que eres en España la única niña y tierna joven que trabajas con diligencia y aplicación no la lana sino el libro, no el huso sino la pluma, ni la aguja sino el estilo. Adiós, y si en algo quieres utilizar mis servicios, estoy plenamente a tu disposición. Otra vez adiós, con el ruego de que a través de alguna carta de tu salud y de tu vida me hagas saber”.
Pocos se ocuparon de esta importante mujer en la cultura castellana pero es precisamente en los últimos siglos cuando más se le olvidó (hasta que bien entrado el siglo XX que algunos autores empezaron a investigar, ora vez, sobre ella). Incluso en su tierra, Atienza, Guadalajara, está caída en el olvido (en Salamanca al menos tiene un gran Instituto a su nombre y otras menciones)
(Una curiosidad: Atienza, donde nació esta mujer, era en esos tiempos una localidad soriana, hasta que en 1833 se crearon las provincias y se integró en Guadalajara)

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: el teléfono gratuito del Gobierno es el 016 (dicha llamada no queda reflejada en la factura telefónica).

Ongi etorri, bienvenido/a!

A %d blogueros les gusta esto: