Aberri Eguna 2010. Día de la Patria Vasca

La verdad es que no sé por donde empezar. Hoy día 4 de abril se celebra el Aberri Eguna (Día de la Patria literalmente traducido).

Ayer hablando de Catalunya, los envidiaba una vez más. Ellos celebran su Diada de Catalunya cada 11 de setembre y si me apuras, hasta algunos de PP lo celebran. Por supuesto el PSC está ahí, el President está ahí, los nacionalistas de derechas, los de centro, los de izquierdas, la gente de izquierda internacional…., todos celebran el Día de Catalunya.

Y aquí…el PSE sigue con el miedo al PP tratando de que el Día del Pais Vasco sea el Día que se aprobó el Estatuto,  el portavoz del PSE (Pastor), denostando este Día, insultando a quienes lo celebran… El lehendakari (de todos los vascos y todas las vascas, al menos eso dice siempre, sin asistir a ningún acto, los partidos más nacionalistas divididos, ETA enrollando el asunto……

Lo dicho, cuánto me gustaría un PSC en este País!!!!

Al final me he decantado por dos cosas, los actos de Red “Independentistak” creó y un escrito de Iñaki Egaña.
Independentistak es un movimiento que se creó en febrero para aglutinar a perosnas en torno a un lema para este aberri eguna:

«Nazioa gara, Estatua behar dugu»

(Somos una nación, necesitamos un estado)

El movimiento Independentistak surge  al margen del juego de los partidos, es de carácter plural, donde caben todos los proyectos vasquistas, nacionalistas e independentistas y su apuesta fue un Aberri Eguna que uniera la parte norte y la parte sur, Iparrale y Hegoalde, mediante una marcha entre Baiona y Hendaya.

Esta imagen es una foto tomada hoy mismo, hace una hora, de la marcha, que está teniendo un éxito importante:

Podeis seguir todos los actos de Independentistak, en directo, en http://independentistak.net/

El Articulo de Iñaki Egaña (historiador) podéis leerlo completo en ESTE ENLACE ya que yo sólo pongo unos extractos del mismo:
Aberri Eguna
Llegué al mundo, adulto se entiende, en una época en la que Georges Brassens cantaba aquello de la fiesta nacional y su absentismo frente a ella, y me cayó simpático. Se lo oí más tarde a Paco Ibáñez desde el Olimpia parisino, porque entonces el cantante estaba exiliado. No me resultaban cordiales los himnos nacionales, las banderas en general y las que tuvieran el rojo y el amarillo entre sus colores en particular, ni los soldaditos de plomo. No sé por qué, quizás porque el ambiente de mi casa era propicio para que las llamadas patrióticas pasaran desapercibidas. Cuando sonaba en la radio el chunta-chunta… allá que arrancaba mi madre a bajar el sonido. Más tarde, cuando la emisión de noche de la única cadena de televisión concluía, éramos nosotros, aún niños, los que corríamos a apagar el aparato. Sabíamos, de memoria, que después venía el himno español.
Nación y patria eran sinónimos de algo lejano, por mucho que nuestros profesores nos recordaran que a esos dibujos que urdíamos de barcos y castillos entre nubes y ese sol redondo de la esquina les faltaba la rojigüalda. Mira que eran pesados. Las monedas de aquella nación que, por lo que sabíamos, había sido la más grande del mundo guardaban la efigie de un tipo calvo y grueso que, aunque no se notaba, yo sabía que también era bajo. Y esas monedas, que apenas servían para comprar nada, tenían un color espantoso, como el del suelo de las pocilgas. [….]
Fue cuando descubrí el mundo. Y lo descubrí al revés. Porque mi patria no tenía fronteras, ni moneda de color alegre, ni siquiera del color castaño del tirano. Por no tener no tenía ni banco que las emitiera aunque, eso sí, tenía muchos banqueros. Y bandera, tricolor. Cuando lo supe, mi patria poseía también otros dos idiomas, uno de ellos impresionante, el euskara. «No hay documento histórico más venerable que este documento vivo, esta lengua conservada sobre este territorio desde época incalculable», dijo de ella Ramón Menéndez Pidal. Y lo aprendí.
Pero no supe si llamarle patria porque sonaba extraño con tanto atorrante calentándome la oreja con eso de la madre patria que alfabetizaba a indios y autóctonos incultos. Tampoco me apetecía acercarme a ella como nación. Los nacionales habían acabado con la República española, los nacionalistas que brotaron del liberalismo alemán sembraron Europa de hornos crematorios. No me desagradaba la palabra país, como lo habían citado los viajeros, pero me daba cierto escozor porque era la misma expresión que utilizaban quienes desplegaban esa cursilería del sano regionalismo. [….]
Soy, somos, etxea, país, patria. Finalmente. La de mi padre que compartí con Gabriel Aresti, la de mi madre: «amaren usaina duzu, eta etxe barneko beroa», que escribió Telesforo Monzon. O «munduko leku maitena, zuri zor dautzut naizena; izana eta izena», que cantó Xalbador. Pierre Loti lo remachó: «No, no os marchéis para siempre; los países lejanos son buenos para los días de la juventud, pero es preciso volver a Etchezar; aquí hay que envejecer y morir; en ninguna parte del mundo dormiréis como en este cementerio, junto a la iglesia, donde podáis oír mis voces aun estando sepultados en la tierra». Así que también será la tierra de mi descanso. [….]
Brassens me sigue resultando simpático, como dicen los franceses. No reniego de Celaya, ni de tantos otros. Siento, sin embargo, correr por mis venas a Aresti, a Monzon, a Xalbador con mayor intensidad, como si cada mañana auparan mi corazón para enfrentarme a los míos y a los vecinos. Con la fuerza de mis antepasados. Con el calor del futuro, de mis hijos, de los nietos que lleguen. Por eso, levanto la copa el día de mi patria. Por los nuestros. Y porque vale la pena este lugar y estas gentes tan extraordinarias
.

(Dibujo de Tasio (en Gara)

Y , como cada año, ETA realiza un comunicado en este Aberri Eguna, veo cosas que seguramente los de siempre no verán, pero no veo otras cosas que me gustaría ver.
Veo que por un lado ETA da su versión del tiroteo de Francia y dice que ellos dispararon primero, que les avisaron, que el tiroteo no fue buscado…., todo ello en la primera parte del comunicado. En la segunda parte habla del Aberri Eguna de hoy. Habla de que hay dos proyectos enfrentados en el Pais Vasco y que su deseo es que “el choque entre ambos proyectos se supere a través de la confrontación democrática, con la garantía y el compromiso por parte de todos de que respetarán lo que los ciudadanos vascos decidan” y lo hace desde un “escenario sin violencias, sin límites y sin injerencias”. Apela a la implicación internacional para superarlo (quizá se refiere a al declaración de Bruselas hecha por los premios nobel y estudiosos de hace unos días ya que anuncia que “en próximas reflexiones recogerá «las aportaciones y opiniones que han lanzado los agentes internacionales” . Sin embargo no dice nada de altos al fuego, ni treguas ni dejar las armas: “No obstante, queremos aclarar que la desactivación de la respuesta armada no soluciona el conflicto político. Como en otros procesos de resolución de conflictos en el mundo, en el nuestro también son necesarios garantías y compromisos de todas las partes, construir el escenario democrático que garantizará una salida sólida y permanente”, aunque la última frase es bastante indicativa de un cierto compromiso.
Pues mientras no llegan esas reflexiones…., celebremos que hoy, miles de personas se han unido a favor de una Euskal Herria unida, en paz e independiente.

Podéis ver el comunicado completo de ETA (en euskera) en ESTE ENLACE

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

Ongi etorri, bienvenido/a!