Comunicado técnico sobre el Síndrome de Alineación Parental (SAP)

Comunicado técnico sobre el Síndrome de Alineación Parental (SAP)
En alguna  ocasión hemos hablado y hasta discutido en este Blog sobre el Síndrome de Alienación Parental (SAP) (por ejemplo en este enlace de hace ya tiempo)).
En todos los casos me he opuesto a la utilización generalizada de este síndrome para la ejecución de sentencias judiciales a favor del padre o de la madre (aunque más utilizado generalmente por hombres) en casos de separaciones divorcios donde hay hijos menores, aún sabiendo que hay determinados casos de conflicto fuerte entre la expareja donde se dan situaciones de inaversión inducida en el menor hacia uno de sus progenitores.
Desde el principio me he opuesto a ciertos párrafos de la Ley de Igualdad que amparan casos de denucias falsas y que nadie se ha atrevido todavía a meter mano. Pero inventarse un medio como este del SAP para contrarestarlo no me parece adecuado. Y por ello la denuncia y castigo ejemplar de las denuncias falsas debiera ser imprescindible hoy en día. También la custodia compartida es otra de las armas para acabar con estas injusticias que, si bien se dan en ambos casos, es el hombre el más perjudicado. Ya varias comunidades autónomas están legislando a favor de la custodia compartida y ese es, para mi, el camino correcto.
Al respecto del SAP quiero poneros, íntegro, el comunicado que ha elaborado la prestigiosa Asociación Española de Neuropsiquiatría. Mientras no haya nuevas modificaciones, creo que este comunicado debería prevalecer sobre cualquier otra opinión, dejando los casos particulares y concretos a estudio individual, no en base a criterios sindrómicos supuestos.
Este es el texto íntegro:

La Asociación Española de Neuropsiquiatría hace la siguiente declaración en contra del uso clínico y legal del llamado Síndrome de Alienación Parental1
Es un hecho reconocido la frecuencia y complejidad creciente de los casos de litigio legal, tras separación o divorcio, por la custodia de un menor. Esas situaciones de litigio por el poder en la relación a través de la custodia del menor, colocan al niño en un conflicto de lealtades y pueden desembocar, si no se trabajan adecuadamente, en situaciones que menoscaban la salud mental del niño/a.
Es en estos casos donde se hace más necesario y urgente el trabajo coordinado y basado en criterios comunes, de los profesionales de salud mental y los profesionales de la justicia.
La esencia del llamado síndrome de alienación parental, según el autor que lo inventó y le dio el estatus de síndrome “médico” (Gardner, 1985), se refiere a la “programación” o “lavado de cerebro” hecho por un progenitor sobre el niño, con el fin de “denigrar” y “vilipendiar” al otro progenitor (añadiéndose elaboraciones “construidas” por el propio menor) y así justificar la resistencia del niño/a a mantener una relación con dicho progenitor, al cual se define como alienado.
En los últimos años en España, lo mismo que en otros países de nuestro entorno, se ha ido infiltrando en las sentencias judiciales bajo la supuesta rúbrica científica del SAP argumentos para cambios de custodia u otras acciones legales de enorme repercusión para el niño y la familia; argumentos sin embargo no aceptados por una amplia mayoría de profesionales de salud mental.
Creemos que el éxito que ha tenido el término en el campo judicial se debe a que da una respuesta simple (y simplista) a un grave problema que preocupa y satura los juzgados de
familia, facilitando argumentos seudo-psicológicos o pseudo-científicos (Escudero, Aguilar y de la Cruz, 2008 a, b) a los abogados de aquellos progenitores litigantes por la custodia de sus hijos. Esta explicación puede ayudar a entender por qué ha sido aceptado, pese a su falta de rigurosidad, sin apenas cuestionamientos.
El riesgo actual de que tal “construcción de la realidad” se infiltre también en los sistemas diagnósticos internacionales, como el DSM V, ha hecho que muchas asociaciones y
profesionales de diferentes países se pronuncien en contra de este supuesto.y otros términos bajo los cuales se reproducen los mismos contenidos y las orientaciones prácticas del SAP: “La utilización del llamado “Síndrome de Alienación Parental” (en adelante. SAP), o la de una denominación alternativa pero con la misma virtualidad, para explicar y tratar de solucionar los problemas de relación entre padre e hijos tras una situación de crisis matrimonial ‐una de las reacciones referidas‐ es una preocupante realidad cada vez más común”. Guía de Criterios de Actuación Judicial Frente a la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial de 2008.
EN OPINIÓN DE LA AEN Las bases sobre las que se construye el “castillo en el aire” del SAP corresponden a la descripción que hace R. Gardner en 1985 basándose en sus opiniones personales y en autocitas. En uno de sus artículos considerados “seminales”, de 16 referencias bibliográficas, 15 corresponden a auto-citas de trabajos del propio Gardner (2004).
El SAP supone un grave intento de medicalizar lo que es una lucha de poder por la custodia de un hijo. Se pasa así, a explicar las complejas dinámicas de interacción familiar en base a la “programación” del niño que hace el cónyuge denominado “alienador” con objeto de denigrar al cónyuge “alienado”. Supone un abuso de la utilización de lo “psiquiátricopsicológico” que evita, así, considerar el papel que también juega en el conflicto el cónyuge que es considerado “víctima” del “alienador”. Tampoco busca otras explicaciones como puede ser una reacción esperable o justificada del niño después de una separación parental, que en la mayoría de los casos en los que no hay violencia familiar, suele resolverse pasado un tiempo.
El sesgo de género en las descripciones del SAP es innegable. La mayoría de los cónyuges “alienadores” son en su opinión “mujeres que odian a los hombres”. Cualquier intento de estas por rebelarse ante el riesgo de retirada de custodia de su hijo, se convierte en nuevas pruebas de la alienación y de la programación a que someten al hijo. Por otra parte cualquier intento de protesta del niño o niña se convierte, por mor de los criterios diagnósticos que Gardner inventó, en nuevos síntomas de su programación. Incluso los terapeutas queargumentan en contra del SAP se convierten también, según Gardner, en sujetos vulnerables a la programación que entran a formar parte de una especie de “folie à trois”, en palabras del propio Gardner (1999). Es decir, en contra de cualquier planteamiento científico, el SAP se construye de modo que nunca pueda ser refutado porque cualquier intento de refutación lo convierten, por si mismo en verdadero.
Se desoyen con base al SAP las protestas o acusaciones del niño (y de la madre) de maltrato o abuso. Aunque Gardner especifica que en caso de abuso no se debe de diagnosticar de SAP, el riesgo de dejar a un niño cuyas quejas son descalificadas y no escuchadas por considerarlas producto de una programación, en manos de un progenitor maltratador es muy alto. A ello se suma el que los intentos de proteger al niño por parte del otro progenitor se convierten en mentiras y nuevos intentos de “programación”. Se deja en manos de un potencial maltratador a un niño aislándolo de su único vínculo de protección.
Por el lado contrario, se ha demostrado por el propio Consejo General del Poder Judicial tras un minucioso estudio de 530 resoluciones, que de todas estas, sólo una – en la que es la propia mujer quien niega la veracidad de su primer testimonio- podría tipificarse como denuncia falsa. Según el CGPJ, con base a dicho estudio (2009) esto demuestra que las supuestas denuncias falsas por violencia de género constituye un “mito” (13 de octubre de 2009).
La “terapia” que propone Gardner para acabar con la supuesta “programación” y que él mismo denominó “terapia de amenaza” cierra cualquier salida a un niño/a víctima de abusos de escapar de la situación temida. Amenazar con encarcelar o quitar las visitas al cónyuge (usualmente la madre) con quien el niño tiene el vínculo más estrecho, fuerza a la
niña/o a aceptar la relación con el progenitor litigante
CON BASE A LO ANTERIOR LA AEN CONCLUYE
Que el SAP tal y cómo lo inventó Gardner no tiene ningún fundamento científico y si entraña graves riesgos su aplicación en la corte judicial
LA AEN RECOMIENDA
Que las complejas y con frecuencia violentas, o cuanto menos altamente conflictivas dinámicas familiares que abocan en un litigio por la custodia de un menor, tienen que ser estudiadas específicamente es decir, caso por caso.
Que el profesional de salud mental no puede ocupar el papel de dictar la verdad o falsedad de un asunto, aspecto que corresponde al juzgado. Pero que a un tiempo, en los juzgados no deben emplearse por los equipos técnicos adscritos, y si son requeridos, por profesionales de salud mental, constructos tales como los contenidos en el SAP (ya sea bajo esta rúbrica terminológica u otra) por su origen conceptual retórico más en ningún caso científico, y por ello con un enorme potencial de daño sobre menores y adultos privados de toda posibilidad de defensa (pues siendo “diagnosticados” todo intento de defensa se convierte en autoconfirmación del diagnóstico asignado).
Que los argumentos que los profesionales de salud mental les aportemos a los profesionales de justicia deben basarse en literatura científicamente contrastada y no en meras repeticiones de recetas simplistas de un caso extrapolado a otro.
Que se haga una difusión en círculos profesionales de salud mental y de justicia sobre cómo se llegó a la construcción de este supuesto síndrome, de las graves consecuencias de su aplicación y de las recomendaciones de trabajo coordinado entre campos profesionales de la salud mental y de la justicia.
Dada la tradición de la propia AEN y su capital humano de profesionales y conscientes del riesgo de que conceptos pseudocientíficos como el aquí abordado proliferen merced a intereses diversos, ajenos justamente al de salud mental, recomendamos y ofertamos dicha capacidad para constituir un grupo de trabajo que pueda profundizar en el tema desde un punto de vista profesional.
25 de marzo de 2010

NOTA a 27 de septiembre de 2011; Esta entrada tiene ya los comentarios cerrados pero  leerlos aquí y ver la última entrada sobre este tema,  y comentar si lo deseas, en la siguiente dirección: DECLARACIÓN DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA

 

Publicado por

Pais Vasco - Juan

Juan Luis, Juanlas, Juan, Jon Koldo, Ibán...pero todos Yo Mismo.

22 comentarios en “Comunicado técnico sobre el Síndrome de Alineación Parental (SAP)”

  1. A partir de éste cierro ya los comentarios de esta entrada para que no se haga tan tedioso el tamaño de la misma. No obstante se abre una nueva entrada donde se podrá opinar lo que se quiera sobre SAP en la siguiente dirección: http://ibasque.com/declaracion-de-la-asociacion-espanola-de-neuropsiquiatria-contra-del-uso-clinico-y-legal-del-llamado-sindrome-de-alienacion-parental-sap/

    Gracias a todos/as por vuestras aportaciones y nos vemos en la entrada citada.
    Juan Ibasque

  2. Para los de la AEN, que dicen que: “no tiene ningún fundamento científico”.

    Patrocinado por el Colegio de Psicólogos de Chile.

    Si pinchamos en “Conferencias anteriores” veremos las 3 conferencias anteriores sobre el SAP.

    S.A.P. SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL: ACTUALIZACIONES Y DESAFÍOS FUTUROS). 29-08-2011. SANTIAGO DE CHILE.

    EXPONEN:
    Verónica Gómez Ramírez
    Psicóloga Forense
    Perito Judicial
    Magíster (c) en Intervención Psicojurídica y Forense (UDP)

    INVITADOS EXTRANJEROS

    Susana Pedrosa de Alvares (Argentina)
    Perito Psicóloga Forense
    Premio del 2do congreso internacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses
    Coautora del Libro: “Sap-Sindrome de Alienación parental-Proceso de obstrucción del vinculo entre los hijos y uno de sus progenitores”

    Jose Maria Bouza (Argentina)
    Periodista
    Especializado en Periodismo de Salud – Asesor en Conflictos de Familia
    Presidente y Fundador de APADESHI
    Coautor del Libro: “Sap-Sindrome de Alienación parental-Proceso de obstrucción del vinculo entre los hijos y uno de sus progenitores”
    Co-autor de Libro “Restitucion internacional de Menores – Aspectos Civilis y Penales”

    LUNES 29 DE AGOSTO A LAS 19 HRS.
    SALÓN BICENTENARIO DE LA ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE VITACURA
    AVENIDA BICENTENARIO 3800 (VITACURA)
    INSCRIPCIÓN GRATUITA- CUPOS LIMITADOS

    Patrocinado por el COLEGIO DE PSICÓLOGOS DE CHILE.
    http://conferenciasap.cl/inicio.asp
    Cartel:
    http://conferenciasap.cl/images/AficheWeb.JPG

  3. CARTA A LOS NEGACIONISTAS DEL S.A.P. DE BUENA VOLUNTAD
    Dedicado a “Juan” autor de un artículo en este Blog el 24 mayo 2010, con la inclusión de un comunicado de “la prestigiosa Asociación Española de Neuropsiquiatría”
    Por: José Manuel y sus dos hijas; víctimas del negacionismo del SAP.

    Escuché el otro día un programa nocturno de Radio Nacional, esta vez dedicado al Síndrome de Alienación Parental (SAP). En él intervenía una psicóloga o psiquiatra en representación del llamado “hembrismo oficial”, o como más certeramente los calificó Aguilar en el mismo programa, aunque no literalmente, “los de la mamandurria”. Dicha señora negaba una y otra vez que el SAP existiera, pero hizo una concesión curiosa que da pié a una pequeña reflexión de Perogrullo.
    La susodicha psicóloga, o lo que fuera, admitió que pueden existir casos en los que uno de los padres manipule a los hijos en contra del otro, casos que deben de ser estudiados y tratados “individualmente”…..pero eso no quiere decir que el SAP exista. Hombre, yo no me imagino a todos los niños alienados de Madrid o Barcelona siendo estudiados y tratados colectivamente por ésta psicóloga, o lo que sea, en el Santiago Bernabeu o el Nou Camp.

    Efectivamente señora, los casos de manipulación a los hijos, lo mismo que los casos de gripe, deben de ser estudiados y tratados individualmente. Pero para determinar si un caso es de gripe o no, el médico analizará los síntomas que presenta el paciente y en función de ellos diagnosticará si efectivamente se trata de una gripe, de otra enfermedad, o simplemente el presunto paciente solo busca la baja laboral.
    Esos síntomas que definen a la gripe no son los que cada médico considere, sino los que estén reconocidos como los más habituales por la mayoría de los expertos que han estudiado esta enfermedad,. Lo mismo diríamos de su tratamiento, aunque éste puede variar en función de los avances farmacológicos y terapéuticos. El conjunto de esos síntomas que definen esta enfermedad lo llamamos Síndrome de la Gripe.
    Pues bien, para ayudar a los psicólogos o psiquiatras que puedan enfrentarse a casos de manipulación de los hijos por uno de sus padres, investigadores de todo el mundo han estudiado si estos niños reaccionan de formas similares; es decir si presentan síntomas comunes, y a través de ellos poder definir, con un margen de error aceptable, la existencia o no de esa manipulación.
    En definitiva, la cuantificación admisible de ese margen de error es el que nos definirá si podemos o no considerarlo como un Síndrome.

    Si nos atenemos a la literalidad del lenguaje, cuando se niega la existencia del SAP, lo que se debe de estar queriendo decir, es que en estos niños manipulados, los síntomas que se presentan son tan dispares, e incluso contradictorios, que desgraciadamente no podemos hablar de un Síndrome, lo cual haría más difícil, cuando no imposible un diagnóstico correcto. Es decir, se negaría la S, pero no la AP.
    Si la negación de que se pueda establecer un Síndrome fuera en realidad el argumento esgrimido por ese colectivo, es de suponer que estaría basado en estudios realizados en todo el mundo por “científicos”; es decir gente capacitada, sin ideología ni prejuicios, y con muestreos suficientemente amplios como para sacar conclusiones.
    Supongamos “n” casos de rechazo total y visceral de unos hijos hacia uno de los padres, y en los que no se han encontrado causas objetivas que lo justifiquen (Condición necesaria para poder estar hablando de un posible SAP), y otros “n” casos de niños que no rechazan a ninguno de sus padres, a pesar de estar separados, sino que conviven con ambos con toda normalidad. Voy a transmutarme en un científico de los descritos, y tras estudiar los “2n” casos voy a presentar mis conclusiones de forma estadística:

    Síntoma Niños que rechazan a uno de los padres Niños normales
    (no rechazan)
    1- Rechazan también a tíos, primos, abuelos, etc 50% 50%
    2- Insultan al padre rechazado 50% 50%
    3 – Dicen tonterías para justificar el rechazo 50% 50%
    4 – Dicen que rechazan a ese progenitor por propia iniciativa y porque sí. 50% 50%
    5 – Insultan al progenitor no rechazado 50% 50%
    6 – No se sienten culpables del daño que hacen al padre rechazado 50% 50%
    7 – Dicen frases como:”La prueba de la carga corresponde a mi progenitor A” 50% 50%
    Etc, Etc 50% 50%

    ¿Verdad que estos resultados son una jilipollada? . Evidentemente, el sentido común dice que a la columna de la derecha le corresponde un estadístico igual al 0%.
    ¿Cual sería pues el problema para negar el calificativo de Síndrome?. Pues que en la columna de la izquierda, es decir la de los niños que rechazan irracionalmente a uno de sus padres, los dígitos deberían de ser bastante superiores al 50% para considerar que el cumplimiento de todos (o la mayoría) de los síntomas que se presentan como pruebas, corresponden efectivamente a un niño manipulado por uno de sus padres para rechazar al otro.
    En teoría éste debería de ser el debate, valorar qué pruebas o síntomas son comunes en estos niños, y establecer cuales son los porcentajes mínimos de cumplimiento para considerarlos como una prueba estadísticamente segura, es decir para formar parte del Síndrome. De esta forma ayudaremos al profesional que trate con éstos niños, a establecer el diagnóstico de forma rápida y lo más certera posible.

    El sentido común es incompatible con la ideología, los prejuicios, y los intereses, quizás por eso es el menos común de los sentidos. Si conseguimos librarnos de ellos entonces estaremos en disposición de ver la realidad, de poder hacer Ciencia. Ese sentido común es el que nos dice a priori, que los niños que han sido sometidos a un determinado tipo de educación tendrán algún rasgo común, al menos uno. De la misma forma, los niños a los que se les priva del contacto con uno de sus padres, con el que antes tenían una buena relación, y se les educa, por parte del otro, en una visión del padre ausente como un ser repugnante capaz de todas las maldades, parece de sentido común pensar que la mayoría tendrá algún rasgo común, al menos uno.

    Los nueve síntomas, o rasgos comunes, que Gardner propuso para averiguar la existencia o no de una Alienación Parental (AP), son de un sentido común, y una sencillez, que a mi me da vergüenza tener que defenderlos. Por ejemplo, si un niño que antes de ser privado del contacto con uno de los padres tenía una buena relación, no sólo con él sino con toda su familia, y después reniega de toda ella, es de sentido común que al niño le han cambiado la percepción de la realidad anterior. ¿Quién ha podido ser?: blanco y en botella.

    Yo les pediría a esos profesionales que “científicamente” niegan que en la Alienación Parental se den síntomas comunes, es decir que puedan constituir un Síndrome, que sean más explícitos. Que nos lo demuestren con estudios empíricos, numerosos y razonados, que, por ejemplo, lleguen a la conclusión de que sólo el 50% de los niños que rechazan irracional (sin motivos reales) y visceralmente a uno de sus padres, rechaza también a toda su familia, pero que también el 50% de los niños que no rechazan a ninguno de sus padres, también rechaza a la familia de uno de ellos.
    Si no, tengo todo el derecho a sospechar que detrás de la pretendida “cientificidad”, se esconden la ideología, los prejuicios o los intereses. Es decir que simpatizan, o pertenecen a la llamada ideología de género, el hembrísmo, que no solo niegan la existencia de un Síndrome, sino algo infinitamente peor: la Alienación Parental, en una pretendida defensa de las madres, “para que unos padres maltratadores no les quiten a sus hijos”.
    Pregúntenselo a María, a Lina, a Ester, a Rosa y a tantos cientos y miles de madres que están viviendo el drama de ver como sus hijos están siendo educados por su padre en el desprecio y el odio hacia ellas. La maldad, la locura y la estupidez no tienen sexo.
    El esquema argumental con la que pretenden justificar su actitud ideológica es muy simple: No existen síntomas comunes en los niños que rechazan a sus padres, pero si los hubiera daría igual, porque si los rechazan seguro que tienen algún motivo. La perversión intrínseca del macho niega por si misma la existencia del SAP. Es la misma respuesta del machista que ante un caso de violencia a una mujer, murmura por los bajines: “Algo habrá hecho”.

    En mi razonamiento he supuesto que se cumple la condición, para poder hablar de un SAP, de que no existan razones objetivas para el rechazo. Este es verdaderamente el punto más complicado de resolver, y donde yo creo que se justifican l@s “negacionistas”, puesto que, como ya hemos dicho, para ell@s siempre habrá alguna razón.
    ¿Qué es una razón objetiva?; ¿Existen las razones objetivas puras?; ¿En que grado cumplen los nueve síntomas de Gardner los niños que tienen razones objetivas puras?; ¿Y los que tienen razones contaminadas?.
    No seré yo quien ponga solución o definición a las preguntas que acabo de hacer, pero permitirme una reflexión basada en “mi” Sentido Común.

    Cuando nos preguntamos cual puede ser una razón objetiva de rechazo, seguramente la mayoría pensaremos en que el niño ha podido recibir abusos sexuales o reiterados malos tratos. Si esto fuera así, no parece que tendría que haber motivos para que también rechazara a toda su familia, o contestase al Juez o al profesional con excusas triviales, ni debería usar un lenguaje impropio para justificar el rechazo. Lo mismo podríamos decir si el niño ha sido testigo de malos tratos hacia su madre en una edad ya de consciencia. Lo que parece lógico es que diga que no quiere estar con el padre rechazado porque le pega, o porque pega a su madre cada vez que va a recogerle, o lo que realmente sea. Es decir que en estos niños no se deberían presentar todos los síntomas típicos del SAP.
    El problema, es que me temo que no frecuentan los casos puros, ya que en la respuesta del progenitor no rechazado, es “humanamente comprensible”, pero no deseable, que se contamine con sentimientos personales de odio y venganza, motivados también por el propio pasado de la pareja, y que hagan poner en marcha los mecanismos de la manipulación.
    A los hechos reprobables observados por el niño, se les añade la manipulación de los mismos, y la aportación de otros no observados directamente por el niño, reales o no., distorsionados o no. Personalmente he sido testigo muy cercano de un caso de éstos.
    Es aquí donde intuyo que el diagnostico clásico del SAP se puede complicar, si no se encontraran pruebas contundentes de las acciones reprobables atribuidas al progenitor rechazado, puesto que los síntomas, las reacciones del niño, podrían tener similitudes con un caso de denuncias falsas que solo un profesional muy experto podría diferenciar y evaluar.
    Quizás éste es el motivo que hace dudar a muchos profesionales de buena voluntad, pero posiblemente de poca experiencia. Es a ellos a los que los expertos en el SAP deberían de dirigirse, con argumentos empíricos, para dejarles claro que, con independencia de que se elimine uno o se añadan dos, el cumplimiento de los síntomas propuestos por Gardner, y desarrollados por otros autores, si constituyen una prueba más que probable de la existencia de una manipulación, con objeto de provocar una Alienación Parental en el niño. Y esto con independencia de que además puedan darse hechos objetivos que justifiquen, parcial o totalmente, su rechazo.

    A este colectivo de profesionales dubitativos, les quisiera informar que con su indefinición están haciendo mucho daño a nuestros hijos. Quizás más que los negacionistas de la mamandurria, carentes de ninguna credibilidad en los ámbitos donde debe prevalecer la sensatez y el sentido común. Evidentemente no me estoy refiriendo al ámbito político.
    Se lo explicaré.

    No debe de ser frecuente el que se dé un SAP severo, si no se interrumpe el contacto pleno y libre (no sólo en puntos de encuentro) entre los hijos y el padre no custodio. Por lo tanto el primer cometido de la autoridad judicial ante una denuncia de violación del derecho de visita, debe de consistir en garantizar ese contacto a la mayor brevedad.
    Las personas que un día decidimos formar una familia con una pareja de nacionalidad extranjera, ante una ruptura no civilizada, y posterior “secuestro legal” de los hijos a dicho País, tenemos muchas papeletas para que nuestros hijos se queden sin padre o madre. Y no solo por el derroche económico que supone el mantenimiento del régimen de visitas en un lejano País.
    Aunque la legalidad internacional exige, en caso de conflicto, que la Sentencia de guarda y custodia debe de darse en el País de residencia de la familia, si el progenitor custodio se traslada a otro País Europeo, a los tres meses puede solicitar en su nuevo País de residencia la modificación de la Sentencia Española. Es un momento de práctico vacío legal, (apoyado por la terrible lentitud de la justicia), en el que en función de las intenciones del progenitor custodio, y su grado de paranoia, puede motivarle a no permitir el derecho de visita hasta que se aclare la nueva situación legal.

    Efectivamente, este fue el problema de mis hijas y el mío. A pesar de las infinitas denuncias al Juez alemán asignado, de total incomunicación con mis hijas de 4 y 7 años, incluso telefónica; a pesar de los numerosos requerimientos de ejecución forzosa emitidos por la propia justicia española, y a otras instancias recurridas, el Magistrado tardó dos años y tres meses en formular un régimen de visitas consistente en tres días al mes, por horas, y en Alemania.
    Como habrán podido ustedes adivinar, después de tanto tiempo las niñas habían negado al Juez querer tener contactos con su padre. El Juez se había basado en un informe pericial, en el que se concluía que en “realidad las niñas no rechazaban a su padre, sino solo el viajar a España”. El bagaje de la psicóloga alemana para dictaminar que no existía el SAP, era el haber asistido, con pinganillo, a una conferencia de la Psicóloga española Asunción Tejedor Huerta. El informe pericial de una Psicóloga española con más de 20 años de experiencia como psicóloga forense, en el que se confirmaban ampliamente todos los síntomas expuestos por Gardner, fue rechazado con dos palabras: “poco convincente”. Además no se aportaban “razones objetivas” que pudieran justificar el rechazo. Se lo habían puesto tan fácil a la madre, que ni siquiera tuvo necesidad de realizar denuncias falsas. La madre se limitó a declarar que “desconocía las razones de sus hijas para tal extraño rechazo”. A las niñas ni siquiera se lo preguntaron.
    Por supuesto, tampoco se cumplió el nuevo régimen de visitas.

    En el recurso presentado a la Audiencia Provincial (Oberlandesgericht), se solicitaba la intervención de un Psicólogo experimentado en el SAP. El presidente de Sala, como mínimo en un alarde de prejuicio, y me atrevo a decir que de prevaricación, antes de comenzar el juicio manifestó:
    1º.- Que en Alemania los psicólogos y psiquiatras todavía no se habían puesto de acuerdo sobre la existencia o no del SAP.
    2º.- Que mientras no se pusieran de acuerdo, en su Tribunal el SAP no existía.
    3º.- Que su opinión personal se alineaba más con los que piensan que “eso del SAP no parecía muy científico”
    4º.- Que si accedía a introducir en el caso a un experto en el SAP, y éste lo dictaminara, seguramente le diría que habría que cambiar la guarda y custodia a favor del padre, y eso no lo iba a hacer nunca.
    El lumbreras de Juez dijo que eso se arreglaba con tres visitas previas en un “punto de encuentro”, y en presencia de dos Trabajadoras Sociales que no habían oído hablar del SAP.
    Solo hubo un encuentro. Duró tres minutos, el tiempo que tardaron mis hijas en agotar sus insultos y sus desprecios hacia su padre, ante el silencio de las Trabajadoras Sociales y la sonrisa de la madre, que exigió estar presente. Emitieron un informe en el que “explicaban que la culpa era del padre porque se llevaba mal con la madre”. El Juez recogió el “argumento” y aconsejó al padre llevarse bien con la madre.
    El Tribunal Supremo Alemán, y después el Constitucional, ni siquiera admitieron a trámite mi Demanda.

    Ya son siete años de silencio, de intuir la repercusión que en mis hijas tendrá el haberse educado en la ausencia, el desprecio y el odio hacia su padre. En estos últimos años la legislación alemana a dado pasos esperanzadores que comienzan a ponerse en práctica, pero tropiezan con la dificultad del desconocimiento generalizado en los profesionales encargados de llevarlas a la práctica. Yo mismo hice una encuesta entre 41 Psicólogos Judiciales Forenses de Familia, censados en uno de los Länder más importantes y poblados de Alemania. A la pregunta de si tenían conocimientos y experiencia probada en casos de SAP, supuestamente con el fin de encargarles un peritaje, me contestaron poco más de la mitad. Ninguno manifestó tener dichos conocimientos. Uno además no creía que eso “fuera muy científico”.
    Por ejemplo, se está potenciando la Mediación Familiar, pudiendo el Juez obligar a realizarla, a petición de uno de los padres, si la otra parte se niega. He solicitado dos mediaciones Familiares con la esperada negativa de la madre. El Juez también se ha negado a forzarla.
    Sigo solicitando reiteradamente al Juez la realización de un nuevo Peritaje, por un experto en “interferencias parentales”, para que se averigüen las causas del rechazo , negándose con el argumento explícito de que es más importante dejar “tranquilas a las niñas, que averiguar las causa del rechazo”. Sin comentarios.
    La legislación alemana a creado también dos figuras a priori interesantes. La Verfahrenbeistand, o defensora de los derechos del niño, y la Umgangspfleger, cuidadora del régimen de visitas, con poderes para tomar decisiones. Por supuesto también he solicitado su intervención.
    Antes de decidir remitir el caso a la “cuidadora del régimen de visitas”, el Juez solicitó un informe previo a la “defensora de los derechos de las niñas”, sobre su conveniencia. En este caso el Juez nombró como defensora de los derechos de las niñas a una Abogada, residente en la pequeña ciudad donde residen las niñas. A instancias mías, la Abogada preguntó a las niñas, por primera vez en siete años, el porqué del visceral rechazo. Mis hijas adujeron que el rechazo obedecía a que el padre las presionaba para poder estar con ellas. La Abogada concluía su informe indicando:
    1º.- Que no procedía solicitar la intervención de una “Cuidadora del Régimen de Visitas”, ya que las niñas, por propia voluntad “libre”, no lo querían.
    2º.- Que la culpa era del padre por presionarlas.
    3º.- Que además no había detectado ningún síntoma del SAP, al contrario, ya que a la pregunta:
    “¿Pero no os dais cuenta de que con vuestra actitud podéis estar haciendo sufrir a vuestro padre?”.
    Una de ellas contestó que sí, pero que era más importante que se respetaran sus deseos, lo cual es un claro signo de empatía hacia su padre que demuestra que no hay SAP.”

    Ante las lógicas protestas mías, el Juez decidió interrogar personalmente a las niñas sobre las causas del rechazo. Las niñas se negaron a contestar, y enfadadas le dijeron al Juez, que en vez de estar perdiendo el tiempo allí, deberían estar haciendo los deberes del colegio. El Juez, perplejo, manifestó ser el caso más extraño de su carrera judicial, y que efectivamente había que investigar (¡después de siete años!) las causas del rechazo.
    A la salida, aprovechando un descuido de la madre, pude decirles a mis hijas simplemente que las quería mucho. En un gesto despectivo, la mayor dijo: ¡ Y a nosotras que nos importa!.

    Actualmente espero que el Juez, o lo que sea, tome una decisión. Solo le pido dos cosas; que no vuelva a tardar dos años y tres meses, y que esta vez no se lo encargue a un Ingeniero Agrónomo. Aunque vaya usted a saber, a lo mejor podría tener Sentido Común, condición única y suficiente para que mis hijas no se hubieran educado desde hace siete años en la ausencia, el desprecio, y el odio hacia su padre.

    Profesionales negacionistas de buena voluntad; ¿Se dan ustedes cuenta ahora del daño que están haciendo?.

    José Manuel Moreno.

    Pd. Tras pensarlo dos meses, el Juez ha echado marcha atrás, y en cinco folios infumables y vergonzosos, ha vuelto a sus tesis: “No importa si las niñas han sido manipuladas por su madre, es más importante dejarlas tranquilas. No insista porque no voy a hacer nada.”.
    Evidentemente no puede ser tan tonto, me inclino mas por pensar que sigue la doctrina del “Oberlandesgericht”: “Mientras los Psicólogos y Psiquiatras alemanes no se pongan de acuerdo, el SAP no existe en los Tribunales”.
    Mientras tanto cientos de miles de niños están siendo educados en la ausencia, el desprecio, y el odio irracional a uno de sus padres, los cuales por cierto contemplamos atónitos este absurdo debate sobre si son galgos o podencos.

  4. Señor Director,
    Soy un padre de 42 años y no he podido ver a mi hija desde los 6 meses vida, esto producto de la inmadurez típica de algunas mujeres que hacen de sus hijos el arma de batalla frente a una relación fracasada pasando por alto el dolor que esto produce en todo el núcleo familiar especialmente en los niños. Creo relevante destacar 2 antecedentes importantísimos para la comprensión de mi problema, esto es que mi ex esposa es la hija consentida de un acaudalado empresario minero del norte de chile, su situación económica es tal que todo lo que se puede comprar con dinero, para ellos es muy barato. hace 4 años convive con un abogado.
    Cuando nos casamos constituimos una sociedad anónima, cuya razón social era su apellido, la empresa quebró, ella renuncio a su cargo de gerente con un papel notarial y yo tuve que asumir las deudas por alrededor de 70 millones de pesos lo que me hiso evidentemente un prófugo de la justicia, circunstancia que ella aprovecho para hacerme desaparecer de la vida de mi hija .
    Lo sorprendente Señor Director es lo siguiente: mi ex señora es asistente social, abogado, recibió su titulo presentando una tesis sobre las convenciones internacionales de los derechos del niño, y además es mediadora del nuevo sistema judicial de los tribunales de familia de la república de chile, cuando pedí en el tribunal de familia mediación, la madre de mi hija (mediadadora) no llego a ninguna de las 2 citaciones que impone el sistema. En esta segunda instancia de mediación en la cual ella no se presenta, la señorita del mesón de la oficina de mediación curiosamente me dice que no me puede entregar el documento que acredita la mediación frustrada pues debo llevar un certificado que acredite mi sueldo. una vez que cumplo con todas estas formalidades y finalmente demando por régimen de visitas en los tribunales de familia el juez insólitamente no ha lugar a la admisión de mi demanda pues debo solicitar más antecedentes en la oficina de mediación. señor director, me pregunto a que antecedentes se refiere el señor juez si no pudo haber mediación por que la madre de mi hija no se presento a ninguna de las 2 instancias legales que existen para que se produzca una mediación. ¿Como es posible que un mediador de familia, no sea capaz de mediar sobre su propia realidad familiar?.
    En el mes de julio del año 2010 fecha en que prescribieron mis deudas y que podía presentarme a un tribunal para pedir visitas y ver a mi hija ,me entero de que le cambio el nombre( a mi hija) dándole el apellido de su conviviente abogado.
    Señor Director, ¿Cómo es posible que en Chile se le pueda cambiar el nombre a un menor de 7 años mediando la sola voluntad de uno de los padres, haciendo una publicación de 2 centímetros en el diario? y que el juez decida tomar como prueba la declaración de una guagua de 7 años para que ella decida si quiere o no cambiar su apellido Sin tomar en consideración la opinión del padre que está vivo y que inscribió personalmente EL nacimiento de su hijo en el registro civil, sin ponderar el juez que esta modificación es irrevocable según ley y que afecta directamente en la identidad y personalidad de un individuo y con mayor razón en la vida de un niño que depende absolutamente de la voluntad de su tutor. ¿seguirá imperando en chile el tráfico de influencias sin importar la alteración en la historia de vida de un niña por el solo poder del dinero?
    Actualmente estoy tomando todas la medidas jurídicas para colocar las cosas en su lugar y rescatar a mi hija de las garras de estas mentes anti éticas que por la soberbia que les producen sus envestiduras profesionales y el hecho de pertenecer al sistema judicial sienten que pueden atropellar los derechos más sustanciales en la vida humana de un niño y peor aun de sus propios hijos, alterándoles la filiación, y modificando los atributos de la personalidad del infante.
    Señor Director mi hija tiene el derecho de conocer a su padre tiene derecho a llevar su apellido paterno y conocer su familia paterna. yo necesito urgentemente entregarle mi amor de padre, que hoy las instituciones que velan por su protección se han empeñado en negar.
    atte.
    Jorge Luis salas Moya
    CI:11348687-2

  5. Juan:

    Creo que no es recibo que tú saques el tema en tu blog apoyando unas tesis que van en contra del interés del menor y que tienen unas consecuencias gravísimas para los afectados y los menores, y cuando se te argumente lo contrario, digas que no tienes tiempo para considerarlo, debatirlo, etc. etc., que tu podrías, bla, bla, bla.

    Creo que si te has metido en este jardín deberías de aceptar el reto y no salir por peteneras argumentando que no tienes tiempo, etc., más en temas serios como éste, aunque a ti no te lo parezca. Si no, no lo incluyas entre tus “temas de estudio”, que este tema, como la mayoría de los serios, es complejo y no se puede tener una opinión al respecto sin antes haberlo estudiado en profundidad, en base a tópicos, algo que he leido por ahí, y lo que a mí me parece o intuyo. Para eso mejor ponerse a especular sobre si Contador se dopó o no, o sobre si tal equipo de fútbol cuenta o no este año con buen equipo, o sobre la gestión de algún entrenador, pero no sobre temas serios.

    En todo caso creo que no deberías de estudiar más temas de los que puedas abarcar o conocer.

  6. Roberto, lo siento, soy incapaz (por falta de tiempo, de leer todos los comentarios y enlaces que pones. Quizá algún día alguien ponga los puntos sobre las ies definitivamente. Mientras, yo podria hacer tantos párrafos y poner tantos enlaces contrarios a loq ue cuentan esos como tú, te lo aseguro, pero no tengo tiempo ni este es mi único tema de estudio. eso sí, por si alguien los quiere ver, ahí están todos, por supuesto.
    Juan

  7. Por último y como colofón, mencionar que el S.A.P. atenta contra los Derechos Humanos, así ha sido reconocido por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, aquí el link donde aparecen las 15 sentencias reconociendo el S.A.P.

    http://www.secuestro-emocional.org/Sentencias/AlienacionParental-TEDH-table.htm

    AUDIENCIA PROVINCIAL DE GIPUZKOA, Sección 3ª, Nº de Recurso: 3065/2008, Nº de Resolución: 99/2008. diecisiete de marzo de dos mil ocho.

    Fundamento Jurídico 3º:
    Así en sentencias del TEDH en concreto Elsholz contra Alemania de 13 de julio de 2.000 y Sommerfeld contra Alemania de 8 de junio de 2.003 advierten que los Tribunales estan obligados a averiguar si el sindrome de alinenación parental está presente en los menores y determinar sus consecuencias para su desarrollo.
    http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=104702&links=ALIENACION%20PARENTAL&optimize=20080605

  8. Desde la psiquiatría infantil, también se constata el fenómeno, en pacientes de carne y hueso que acaban teniendo que ser tratados en estos centros por S.A.P.

    Así lo manifiestan 3 prestigiosos Directores de psiquiatría infantil de sendos hospitales, es decir, los profesionales del ramo con responsabilidades directivas. Que yo sepa ningún Director de psiquiatría infantil de ningún hospital ha manifiestado que el S.A.P. no existe. Si hay alguno, que se ponga.

    “Es mucho más frecuente de lo que parece” (el S.A.P.), asegura el psiquiatra infantil Ignacio Avellanosa, que cuando encontró un artículo sobre el tema en una revista canadiense de psiquiatría se dijo: “Pero si esto es lo que yo veo todos los días”. El Dr. D. Ignacio Avellanosa Caro es Director de la Unidad de Psiquiatría Infantil del “Hospital Clínico Universitario San Carlos” (Madrid). Uno de los psiquiatras pioneros de la Psiquiatra Infantil Española. Autor de numerosas publicaciones científicas sobre el tema. Representante en España del primer Master Europeo en Psiquiatría Infantil Forense. Profesor de numerosos cursos de especialización. Ex-Coordinador de la Comisión de Expertos en Salud Mental y Psiquiatría del niño y del adolescente de la C.A.M.
    O conmigo o contra mí KARELIA VÁZQUEZ
    EL PAIS SEMANAL – 24-09-2006
    http://www.elpais.es/articulo/portada/conmigo/elpepspor/20060924elpepspor_11/Tes/

    “El síndrome de Alienación Parental efectivamente existe. Y consiste en que el padre o la madre hacen un lavado de cerebro al hijo para que odie al otro padre o madre. Las consecuencias para el niño son tremendas”. (Psiquiatra infantil María Jesús Mardomingo, pionera en crear una unidad de Psiquiatría infantil en España, que ella misma dirige en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y profesora Asociada de la Universidad Complutense de Madrid).
    El Mundo. 23-01-2009.
    http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2009/01/3435/

    “Este tema no ha trascendido mucho en España, cada vez se da más y es ahora cuando los jueces empiezan a preocuparse del tema pidiendo peritajes”, ha afirmado Javier San Sebastián, jefe de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid. Los niveles psicológico y psiquiátrico, según San Sebastián, se solapan, por lo que deben realizarse informes que indiquen con mayor detalle a las autoridades judiciales si los niños estudiados están realmente alienadoos o no y actuar en relación a la custodia en consecuencia. “En España lo que se necesita es más información y una mayor concienciación de trabajadores sociales, psiquiatras, jueces y peritos para discernir si los niños dicen la verdad o están manipulados”.

    DIARIO MÉDICO, jueves 22 de diciembre de 2005.
    La alienación parental exige mayor coordinación asistencial.
    Pediatría. Es un proceso cada vez más frecuente que afecta a 20.000 niños en españa.
    http://3.bp.blogspot.com/_gHwOXaKSiPU/SmdZNYE4fMI/AAAAAAAAE6c/Oto62JDIkTw/s1600-h/sap3.jpg

  9. No obstante, los psicólogos seríos especialistas en la materia están plagando de literatura científica sobre S.A.P. las revistas especializadas, como resultado de sus ponencias en congresos.

    Como muestra un botón:

    V CONGRESO NACIONAL DE PSICOLOGÍA JURÍDICA Y FORENSE
    Granada, 19, 20 y 21 de Noviembre de 2009
    LIBRO DE RESÚMENES

    Coordinadora: Francisca Expósito
    SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA JURÍDICA Y FORENSE

    Nota: lo que viene a continuación son resúmenes de los resúmenes, para ver los resúmenes al completo clikar el link al final.

    Pág. 56
    SINDROME DE ALIENACION PARENTAL: ELEMENTOS DIFERENCIALES EN LAS ESTRATEGIAS DE ALIENACION CONSIDERANDO LA VARIABLE GÉNERO DEL ALIENADOR
    Teresa Junco y Victoria Eugenia Nieves

    En la literatura inicial sobre este tema, se atribuía el rol alienador casi en exclusiva a la madre, porque la custodia era atribuida de forma prioritaria a las mujeres. En consecuencia, el padre era identificado como el progenitor rechazado, ya que habitualmente era el progenitor no custodio. Sin embargo, recientemente, otros estudios han puesto de manifiesto que la alienación puede ser ejercida por ambos progenitores, con lo cual, no estaría relacionada con el género de quien ejerce la manipulación.

    En el presente estudio, de carácter primordialmente descriptivo, se parte de una revisión de un grupo de familias en proceso de ruptura de pareja, atendidas por el equipo psicosocial del juzgado de familia de Oviedo, entre los años 2001 y 2009, en las que se consideró que existía un Síndrome de Alienación Parental. En la mayoría de los casos, el progenitor rechazado era el padre, pero también se constató la presencia de casos en los que el rechazo era dirigido hacia la madre.

    Pág. 59
    ¿SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL O PROBLEMAS PATERNOFILIARES?
    Juan Manuel Gutiérrez Trigo

    El presente trabajo, no pretende ir más lejos de nombrar de forma adecuada uno de los conflictos que con más frecuencia encontramos en los procesos civiles de separación o divorcio, con el fin de facilitar su difusión y frenar el incremento de hijos huerfanizados por estos procesos. Me refiero al síndrome de la madre demoníaca, al síndrome de la alienación parental o recurriendo a una de las clasificaciones internacionales de mayor prestigio a los Problemas Paterno filiales, que se incluye dentro del apartado Otros problemas que pueden ser objeto de atención clínica con el código Z63.8.

    Pág. 60
    APROXIMACIÓN AL PERFIL DE COMPETENCIAS PARENTALES DEL PROGENITOR ALIENADO. ELABORACIÓN DE UNA GUÍA DE EXPLORACIÓN TÉCNICA.
    Mercè Cartié, Ramón Casany, Raquel Domínguez, Mercé Gamero, Cristina García y Matilde González
    De la experiencia profesional del equipo del SATAF a lo largo de los años, se ha constatado que uno de los conflictos más recurrentes en los procedimientos contenciosos, es sin lugar a dudas el rechazo filial hacia uno de los progenitores, habitualmente, el progenitor no-custodio. Un tipo de rechazo filial es el denominado Síndrome de Alienación Parental (SAP), descrito por primera vez por Gardner en el año 1985. Por parte de este equipo se han realizado diferentes estudios desde el año 2004 relacionados con este síndrome. La presente investigación se centra en el estudio del perfil de competencias parentales del progenitor alienado. Paralelamente, se ha elaborado una entrevista semiestructurada de exploración del SAP. También se ha creado una guía de observadores para conseguir cierta operatividad diagnóstica.

    Los resultados se obtienen a través de un análisis estadístico no paramétrico, dado el tamaño reducido de la muestra. A partir de los resultados de dicho análisis se constata que la gravedad del SAP no mantiene relación con la presencia de habilidades parentales del progenitor alienado.

    Pág. 69
    SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL (SAP) TRAS LAS RUPTURAS DE PAREJA: IMPLICACIONES PARA LA PSICOLOGÍA FORENSE
    Antonio Videra

    Cuando el nivel de conflictividad es alto por una de las partes, pueden manifestarse conductas manipulativas hacia los hijos que, en algunos casos, llegan a padecer el Síndrome de Alienación Parental (SAP). Es un conjunto de síntomas que aparece frecuentemente en el cuadro de un litigio a propósito de un derecho de custodia y que es producido por un progenitor, cuando manipula psicológicamente al hijo para que rechace y odie al otro. El objetivo es impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro e infundirle odio.

    El objetivo de este trabajo ha sido analizar las características y las variables implicadas en este fenómeno desde diferentes áreas relacionadas. La metodología utilizada en este trabajo ha sido el análisis de sentencias judiciales que apuntan a la existencia de este fenómeno, las entrevistas a progenitores cuyos hijos han sido alienados dónde se relata la respuesta de la Administración de Justicia a este fenómeno, y la práctica clínica con casos de menores que padecen estas manipulaciones. Los resultados muestran que las conductas maliciosas que originan el síndrome son más frecuentes de lo que se esperaba, que no se observan diferencias significativas en la variable sexo relacionadas con la manipulación, y que las consecuencias clínicas de quién lo padece pueden llevar incluso al suicidio. Se concluye viendo cuáles son las implicaciones para la psicología forense.

    Pág. 71
    SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL EN RUPTURA DE PAREJA.
    Irene Ruiz y Julia Gonzálvez

    En nuestra experiencia como peritos psicólogos hemos tenido que valorar en procesos de ruptura, dinámicas relacionales familiares donde ha existido SAP.

    El SAP, según J.M. Aguilar, es un trastorno caracterizado por el conjunto de síntomas que resultan del proceso por el cual un progenitor transforma la conciencia de sus hijos, mediante distintas estrategias, con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otros progenitor.

    A lo largo de nuestra trayectoria profesional hemos detectado situaciones donde existía SAP y no se han detectado por parte de profesionales relacionados con la salud mental, lo que nos hace pensar en creencias sociales, desconocimiento profesional, su no constancia en los manuales de uso clínico hace que no se diagnostique o bien se diagnostique como trastornos adaptativos, problemas de ansiedad en la infancia, etc. generando un sinfín de “errores diagnósticos” y de tratamiento.

    Por ello nos gustaría llamar la atención sobre este síndrome dado su frecuencia, la dificultad de identificarlo y especialmente las consecuencias psicológicas del mismo para los menores afectados

    La necesidad de una evaluación extensa, que incluya las circunstancias próximas a la conducta problema, la visión global del niño/a, su desarrollo evolutivo, dinámica relacional con los progenitores antes del proceso de ruptura, etc. unido a la recogida de información de diferentes fuentes, ayudaría a su identificación.

    Si importante es la detección, identificación mas es el tratamiento para la recuperación de la “salud psicológica” del hijo/os afectados y el restablecimiento de los vínculos con su progenitor alienado.

    Para los casos leves de SAP es viable una mediación o terapia familiar, sin embargo para los tipos moderado y severo seria preciso además la intervención judicial y policial que permita la separación del hijo/a alienado de su alienador.

    Pág. 72
    CONSECUENCIAS EN EL MENOR DURANTE EL PROCESO DE SEPARACIÓN.
    María Fernández, Ernesto Del Campo y Ana Isabel Carpio

    Es importante tener en cuenta si está presente o no en ese proceso el síndrome de alienación parental.

    Pág. 76
    SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL: ESTRATEGIAS UTILIZADAS POR EL PROGENITOR ALIENADOR.
    María Teresa Junco y Victoria Eugenia Nieves

    Dado el papel protagonista del padre o madre que aliena, nos parece interesante conocer las estrategias que este utiliza para llevar a cabo la manipulación de sus hijos.
    En el presente trabajo, se ha llevado a cabo un estudio retrospectivo de los expedientes de familias en proceso de ruptura de pareja, atendidas entre los años 2001 y 2009 por el equipo psicosocial del juzgado de familia de Oviedo, que cumplen con los criterios para ser incluidos en la categoría de SAP.
    El objetivo es analizar las estrategias de alienación identificables en dicha muestra y compararlas con las descritas en literatura científica sobre el tema.

    Pág. 76
    SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL Y VIOLENCIA DE GÉNERO: DOS REALIDADES Y SUS POSIBLES DIFERENCIAS.
    María Teresa Junco, Victoria Eugenia Nieves y Paula Fernández

    En la sociedad actual se está dando un debate sobre la existencia del Síndrome de Alienación Parental y su relación con la Violencia de Género.

    El Síndrome de Alienación Parental fue definido por R.A. Gardner en 1985 para describir y sistematizar las dificultades de relación que aparecen entre los hijos y uno de sus progenitores en rupturas de pareja en las que existe una disputa por la custodia o un nivel alto de conflictividad. Estas dificultades de relación proceden de que uno de los progenitores manipula y predispone a los niños en contra del otro progenitor, de forma que los hijos-as llegan a manifestar hacia él/ella un odio injustificado que conduce, no sólo a la interrupción de su relación con ese progenitor, sino a la subyugación hacia el padre/madre que aliena, llegando a constituir un tipo de maltrato emocional. La ley integral contra la violencia de género define esta como la violencia física o psíquica ejercida por el varón sobre las mujeres con las que han tenido una relación de pareja.
    En el presente trabajo se exponen los casos y se describen las posibles características diferenciales de dos grupos de mujeres separadas, atendidas por el equipo psicosocial de los juzgados de Oviedo entre los años 2001 y 2009. En el primero de ellos, las madres mantienen una postura obstruccionista hacia la relación de sus hijos/hijas con el padre, observándose suficientes criterios como para considerar la existencia de un Síndrome de Alienación parental. El segundo grupo de mujeres seleccionadas, está constituido por mujeres en las que ha habido una situación de violencia de género, denunciada o no, en las que no se aprecia una actitud obstaculizadora hacia la relación paterno filial.

    Pág. 101
    TÉCNICAS DE EVALUACIÓN DEL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL EN DISCAPACIDAD PSÍQUICA. PRESENTACIÓN DE UN CASO PRÁCTICO.
    Silvia Hidalgo Berutich

    Presentamos un conjunto de técnicas de evaluación psicológicas aplicadas en un caso con discapacidad psíquica sobre el que se ha elaborado un informe pericial. El objetivo de nuestra intervención ha sido detectar si las conductas de alarma que manifestaba la menor (somatizaciones como dolor de cabeza, vómitos, inquietud excesiva; manifestaciones de tristeza como llantos, deseos de no hablar y manifestaciones verbales de rechazo explícito y no verbales como esconderse, decir no con gestos) pudieran ser indicativo de la existencia del Síndrome de Alienación Parental (SAP) (Cantón, J. y Justicia Mª. D., 2000).

    http://www.ugr.es/~forense/libroresumenes/libroresumenescongreso.pdf

  10. Lo del nombre tiene su importancia, porque hay literatura sobre el fenómeno en distintos países desde hace 25 años, y si no se le denomina en todas las partes igual al fenómeno, pues nos estaríamos perdiendo los estudios y experiencias sobre el fenómeno en otras partes del mundo. Sólo por eso. Se le podría llamar S.A.P. o CVD431. Lo que no tiene nombre no se conoce.

    Pero como comentaba muy lucidamente el autor del artículo que rebatía a la AEN que he puesto anteriormente, los negacionistas utilizan la confusión de negar el “Síndrome” (sometido a discusión científica), para negar el fenómeno, es decir, que eso (sea lo que sea y como se le quiera llamar) se dé (dicen que es un invento, una ficción).

  11. Juan:

    Este estudio, publicado en revista científica por 5 psicólogos de plantilla de la Administración de Justicia (a los que se les supone imparcialidad), viene a decir que de los casos que por su trabajo han tratado entre 2001 y 2003 se han encontrado con 83 niños con S.A.P., que en porcentaje es el 10% de su trabajo.

    Tú, sin embargo, sin haber accedido a estos expedientes, te atreves a afirmar que no se da en ninguno. Osea que estos psicólogos son muy malos profesionales, porque no es que se hayan equivocado en el diagnóstico del 25% o del 50% de casos, es que se han equivoado en el 100%, eso sin haber consultado los expedientes ni tener ninguna noticia de los mismos. Hay que ser bastante atrevido.

    Es decir, no discutes que en tal o cual caso se pueden haber equivocado, dices que se han equivocado en todos, lisa y llanamente, porque el S.A.P. no existe. Así de sencillo.

    Cuando Galileo invitó al inquisidor a mirar por el telescopio que acababa de
    inventar y que probaba que Júpiter tenía satélites, el inquisidor le respondió que no le
    hacía falta mirar por ningún artilugio puesto que sabía perfectamente que los cuerpos
    celestes solamente son siete y no más, igual que sólo hay siete pecados capitales y siete
    agujeros en la cabeza. La Biblia no falla.

    Resumen del estudio:

    PSICOPATOLOGÍA CLÍNICA LEGAL Y FORENSE. Volumen 5, Número 1, 2 Y 3, 2005. I.S.S.N.: 1576-9941. DepósitoLegal: MU-2372-2000.
    Equipo de Asesoramiento Técnico de Cataluña adscrito a los Juzgados de Familia de Barcelona y partidos judiciales de Barcelona y Tarragona. Análisis descriptivo de las características asociadas al Síndrome de Alienación Parental (SAP).
    Entre los efectos observados y descritos en la bibliografía, cobran relevancia, por sus efectos desestabilizadores en los hijos la parentificación (musetto, 1980), la ilusión de reconciliación, el conflicto de lealtades y el Síndrome de Alienación Parental –SAP- (Gardner, 1985). Considerando la interferencia sobre la dinámica familiar, las alteraciones emocionales asociadas y la cronificación judicial en los casos de alienación parental, el equipo ha identificado este último como objeto de investigación. Por este motivo y considerando los casos valorados por el Servicio durante los años 2001 a 2003 se analizan las características descriptivas de la muestra atendida.
    En la mayoría de las intervenciones que tienen por objeto valorar la idoneidad y la capacidad de los progenitores para ostentar la guarda y custodia y/o el régimen de visitas más adecuado, se constata que uno de los conflictos más recurrentes es el rechazo filial hacia uno de los progenitores. Este rechazo puede manifestarse de diversas maneras, aunque el presente estudio se focaliza en un tipo de rechazo especifico, el SAP (Síndrome de Alienación Parental), descrito por Gardner por vez primera en el año 1985.
    La muestra está compuesta por 69 familias, de las provIncias de Barcelona y Tarragona, atendidas entre los años 2001 a 2003, por los técnicos que subscriben el presente estudio. Ésta representa el total de familias atendidas por estos técnicos que cumplen los criterios para ser incluidas en la categoría de SAP. En este sentido, los casos seleccionados constituyen una muestra de conveniencia. Por otra parte, cabe destacar que se ha considerado a los hijos de la familia como N=l, por lo que la muestra de niños representada es igual a 83. En cuanto a la prevalencia de la problemática en la población total atendida por estos técnicos, el SAP representa aproximadamente un 10% de los casos totales.
    http://www.secuestro-emocional.org/Doc/SAP-EquipoCatalanes.pdf
    http://www.masterforense.es/pdf/2005/2005art1.pdf

  12. Este es el nuevo artículo dejando claro la falta de rigor científico del último comunicado de la AEN.

    Ausencia de rigor científico y sesgo ideológico en el negacionismo SAP por la AEN

    La Asociación Española de Neuropsiquiatría publicó hace unos meses un “pronunciamiento” contra cientifidad del Síndrome de Alienación Parental y su admisibilidad en los tribunales. Este documento es “más de lo mismo” de lo que ya publicó en su revista, que en su día me sirvió para redactar mi tesina para el máster en Práctica Filosófica en el Universidad de Barcelona y también una breve carta que admitieron publicar como réplica. Este “pronunciamiento” parece que lo han publicado para reforzar la presentación una nueva organización negacionista, que ha adquirido una gran fuerza mediática gracias al padrinazgo de los conocidos lobbies del feminismo institucional.

    He redactado este escrito de 8 páginas “Ausencia de rigor científico y sesgo ideológico en el negacionismo del SAP por la AEN” donde vuelvo a abordar las incoherencias y las confusiones epistemológicas y políticas de esta Asociación.

    Esta vez he tratado de ser más analítico y más conciso, y he dejado de lado la abundancia de sarcarmos e ironías con la que trufé mi anterior tesina. Con un “ladrillo” de 45 páginas pensé que tales recursos amenizarían su lectura.

    Ahora he tratado de mostrar como se podría desacreditar el SAP según el falsacionismo de Popper (algo que la AEN no logra ni de lejos), e incluso he intentado recoger y reconocer las aportaciones positivas de esta asociación para el debate. Lo que de momento no he hecho ha sido mandarles mi escrito, a pesar de que al final dicen que ofrecen constituir un grupo de trabajo “para profundizar en el tema desde un punto de vista profesional”. Ante tantos disparates y tanta carga ideológica me ha cogido la pereza.

    Los enlaces de lo que comenta están en el siguiente link:

    http://masculinitat.blogspot.com/2010/09/ausencia-de-rigor-cientifico-y-sesgo.html

    Aquí el artículo rebatiendo los últimos disparates de la AEN.

    AUSENCIA DE RIGOR CIENTÍFICO Y SESGO
    IDEOLÓGICO EN EL NEGACIONISMO DEL S.A.P. POR
    LA A.E.N.

    https://docs.google.com/leaf?id=0B7fTPJ11fYzFZDQ3NDM0NTQtNmNhNC00YjUwLWJlMWMtNjgyYmJjMDhhNzA3

  13. Victor y Juan, es sencillo, el lavado de cerebro existe, no se puede negar. Para poder hacer algo en esos casos se necesita un nombre, un diagnostico, para eso existe el DSM IV, si no le ponemos nombre no lo podemos tratar.

  14. Victor, yo no digo que no existen esas situaciones que tú dices que has visto (y yo también, demasiado frecuentemente por desgracia). Lo que digo es que no puede hablarse de dicho “sindrome” con el fin de utilizarlo jurídicamente.
    En una separación traumática hay mucho odio, mucha venganza…pero poco síndrome tipificado legalmente. No podemos crear “entes” solo porque a ciertas personas les viene bien para defenderse incluso de injusticias.. Pero bueno, es una opinión, como otras.
    Me guardo en enlace, lo leeré, seguro.
    Un saludo

  15. “Y sin embargo, niego la existencia de un síndrome tipificado y homogéneo llamado SAP”.

    ¿Y reconoces la existencia de sindromes como “el de la mujer maltratada” o el “Sindome de Estocolmo”? Son sindromes exactamente de la misma naturaleza que, paradójicamente, son el sustento científico sobre el que se basan las ideologías de género institucionales. Curioso.

    Juan, te ruego que leas detenidamente este análisis que rebate una por una todas las tonterías que dicen los del AEN:

    http://www.filo.cat/textos/tesinasap.pdf

    Al principio es un poco farragoso, pero por la mitad se va poniendo cada vez mas interesante hasta que termina por destruir todas y cada una de las falsedades de la AEN de una manera brillante.

    Además, si es que no hace falta ni que lo digan los científicos, macho. Yo, por mi profesión precisamente, lo veo todos los días, una y otra vez. Y vaya que si existe. Te lo aseguro. Tanto en hombres como en mujeres, pero la verdad es que se da más en estas últimas.

    A mi me parece que los que decís que no existe ese síndrome, estais fuera de la realidad. Seguramente no habréis visto nunca de cerca una separación cruenta o un divorcio contencioso típico. Es normal que lo veais como muy lejano, pero no es tan normal que ni siquiera llegueis a imaginarlo.

  16. Que conste que yo no me creo que tengo una “supina ignorancia” o una “despreciable mala fé”.
    Y sin embargo, niego la existencia de un síndrome tipificado y homogéneo llamado SAP.
    Y tampoco soy feminazi o esas otras cosas que me canso de oir ya.

    Saludos
    Juan

  17. Solamente desde la más supina ignorancia o desde la más despreciable mala fé se puede alegar la inexistencia del S.A.P.

    Aquí un vídeo en el que se desmontan las mentiras del feminismo radical sobre el S.A.P. para quien se quiera enterar un poquito de qué hablamos:

    Vídeo sobre Síndrome de Alienación Parental (S.A.P.), en inglés, subtitulado en Español.

    El psiquiatra José Miguel Gaona entrevista a Jayne Major.y Michael Bone, especialistas e investigadores del Síndrome de Alienación Parental (S.A.P.) en EEUU.

    Interesante entrevista realizada por el psiquiatra Dr. José Miguel Gaona a dos personalidades mundiales involucradas en la investigación del Síndrome de Alienación Parental (SAP). En USA presentan una larga carrera estudiando esta perversión de las relaciones familiares que, en países donde no hay distinción de sexo a la hora de conceder custodias se produce por igual proporción por parte de madres y/o padres. La vida de miles de niños ha sido destrozada por esta brutal manipulación de los afectos.

    1 de 5
    http://www.youtube.com/watch?v=vvXgSoUh7Z4
    1:00 Sus primeros contactos con el S.A.P.
    4:26 ¿Qué es el S.A.P.?
    7:30 Síntomas del S.A.P.: La denigración directa
    8:18 Síntomas del S.A.P.: Denigración de bajo nivel (racionalización débil)
    8:45 Consecuencias

    2 de 5
    http://www.youtube.com/watch?v=mhVBvoZZs2s
    0:25 Padre/Madre alienador
    2:57 Causas del S.A.P.
    3:50 ¿Quién aliena más en EEUU los padres o las madres?
    6:38 El feminismo radical. El negacionismo del S.A.P.

    3 de 5
    http://www.youtube.com/watch?v=5nKse1R9doc
    1:07 Supuesta pedofilia de Gardner, aclaración.
    3:59 ¿Qué hacer? (Si tenemos un hijo alienado)

    4 de 5
    http://www.youtube.com/watch?v=dVma-4NlmUs
    2:15 ¿Qué hacer en los casos severos de S.A.P.?
    3:56 Prevención
    7:02 Inclusión del S.A.P. como trastorno en el DSM-V

    5 de 5
    http://www.youtube.com/watch?v=vSUwchT5QDg
    2:04 S.A.P. y la Ley de Violencia de Género

  18. Hola:

    Yo como comunicado técnico sobre el Síndrome de Alienación Parental (S.A.P.), me merece mucha mayor credibilidad el de la Coordinadora de Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España emitido el 18/06/2008, y aprobado en el IV CONGRESO DE PSICOLOGÍA JURÍDICA Y FORENSE celebrado en Murcia el 8, 9 y 10 de Mayo de 2008. Organizado por la Sociedad Española de Psicología Jurídica y Forense, este encuentro anual es el más importante del país en este ámbito de investigación, suelen acudir más de 400 expertos en la materia procedentes de toda España, y de países como Portugal, Italia, Suecia o México.
    http://es.eprensa.com/cgi-bin/show_article.cgi?dir=20091119&file=nwes10::yahoo.com__andalucia0700_006&subclient=Universidad__de__Granada&mode=&eurodatenoslash=19112009&keywords=coes1%3A%3AUniversidad___de___Granada
    http://canalugr.es/sciences-sociales-economiques-et-juridiques/item/32046-mas-de-400-expertos-se-dan-cita-desde-hoy-en-granada-en-el-v-congreso-nacional-de-psicologia-juridica-y-forense
    http://www.psiquiatria.com/articulos/psiq_general_y_otras_areas/psiquiatria_legal/45245/

    Aparte de debatir numerosas ponencias, trabajos y estudios sobre S.A.P., aprueban el siguiente comunicado:

    CONSIDERACIONES EN TORNO A LA PERTINENCIA DEL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL EN LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA.
    Comunicado de la Coordinadora de Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España. 18/06/2008
    Por parte de la Coordinadora de Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, deseamos avalar la conveniencia del análisis de la problemática que se conoce como Síndrome de Alienación Parental en la evaluación psicológica, tanto dentro del ámbito forense del derecho de familia, como de otros relacionados. Los investigadores y los psicólogos muestran gran consenso al considerarlo como una alteración cognitiva, conductual y emocional, en la que el niño desprecia y critica a uno de sus progenitores. Esta conducta y actitud de rechazo y minusvaloración, es injustificada o responde a una clara exageración de supuestos defectos del progenitor rechazado. Para hablar de este síndrome, debe descartarse por completo la existencia de cualquier forma de maltrato o negligencia en los cuidados del niño, asegurándose de que las críticas no se refieran a conductas o actitudes reprochables por parte del familiar rechazado. Como todo avance científico y profesional, está sujeto a continua revisión, pero no puede ser negado “a priori”, cuando existe literatura científica y actividad profesional que lo describe, y reconoce su utilidad.
    http://www.infocoponline.es/view_article.asp?id=1942

    P.– Las feministas radicales también rechazan el Síndrome de Alienación Parental, dicen que no está avalado científicamente. R.– Eso dicen, sin embargo en el último Congreso de Psicología Jurídica que se ha celebrado en Murcia hace dos semanas, y esto es una primicia informativa, el Colegio Oficial de Psicólogos de España aprobó un documento de apoyo al Síndrome de Alienación Parental para que se use como entidad científica en los juzgados.
    Viernes , 23 de mayo de 2008. Actualizado a las 21:20. JOSÉ MANUEL AGUILAR/ Psicólogo clínico y forense
    EL MUNDO / EL DIA DE BALEARES
    http://www.elmundo-eldia.com/2008/05/23/illes_balears/1211570445.html

    En este comunicado se dice muy claro:

    1.- que se avala el análisis del S.A.P.,
    2.- que existe un amplio consenso sobre el mismo
    3.- que existe literatura científica y actividad profesional que lo describe
    4.- que no puede ser negado “a priori”

    Más claro el agua.

  19. Hola:
    Yo como comunicado técnico sobre el Síndrome de Alienación Parental (S.A.P.), me merece mucha mayor credibilidad el de la Coordinadora de Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España emitido el 18/06/2008, y aprobado en el IV CONGRESO DE PSICOLOGÍA JURÍDICA Y FORENSE celebrado en Murcia el 8, 9 y 10 de Mayo de 2008. Organizado por la Sociedad Española de Psicología Jurídica y Forense, este encuentro anual es el más importante del país en este ámbito de investigación, suelen acudir más de 400 expertos en la materia procedentes de toda España, y de países como Portugal, Italia, Suecia o México.
    http://es.eprensa.com/cgi-bin/show_article.cgi?dir=20091119&file=nwes10::yahoo.com__andalucia0700_006&subclient=Universidad__de__Granada&mode=&eurodatenoslash=19112009&keywords=coes1%3A%3AUniversidad___de___Granada
    http://canalugr.es/sciences-sociales-economiques-et-juridiques/item/32046-mas-de-400-expertos-se-dan-cita-desde-hoy-en-granada-en-el-v-congreso-nacional-de-psicologia-juridica-y-forense
    http://www.psiquiatria.com/articulos/psiq_general_y_otras_areas/psiquiatria_legal/45245/

    Aparte de debatir numerosas ponencias, trabajos y estudios sobre S.A.P., aprueban el siguiente comunicado:

    CONSIDERACIONES EN TORNO A LA PERTINENCIA DEL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL EN LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA.
    Comunicado de la Coordinadora de Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España. 18/06/2008
    Por parte de la Coordinadora de Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, deseamos avalar la conveniencia del análisis de la problemática que se conoce como Síndrome de Alienación Parental en la evaluación psicológica, tanto dentro del ámbito forense del derecho de familia, como de otros relacionados. Los investigadores y los psicólogos muestran gran consenso al considerarlo como una alteración cognitiva, conductual y emocional, en la que el niño desprecia y critica a uno de sus progenitores. Esta conducta y actitud de rechazo y minusvaloración, es injustificada o responde a una clara exageración de supuestos defectos del progenitor rechazado. Para hablar de este síndrome, debe descartarse por completo la existencia de cualquier forma de maltrato o negligencia en los cuidados del niño, asegurándose de que las críticas no se refieran a conductas o actitudes reprochables por parte del familiar rechazado. Como todo avance científico y profesional, está sujeto a continua revisión, pero no puede ser negado “a priori”, cuando existe literatura científica y actividad profesional que lo describe, y reconoce su utilidad.
    http://www.infocoponline.es/view_article.asp?id=1942
    P.– Las feministas radicales también rechazan el Síndrome de Alienación Parental, dicen que no está avalado científicamente. R.– Eso dicen, sin embargo en el último Congreso de Psicología Jurídica que se ha celebrado en Murcia hace dos semanas, y esto es una primicia informativa, el Colegio Oficial de Psicólogos de España aprobó un documento de apoyo al Síndrome de Alienación Parental para que se use como entidad científica en los juzgados.
    Viernes , 23 de mayo de 2008. Actualizado a las 21:20. JOSÉ MANUEL AGUILAR/ Psicólogo clínico y forense
    EL MUNDO / EL DIA DE BALEARES
    http://www.elmundo-eldia.com/2008/05/23/illes_balears/1211570445.html

    En este comunicado se dice muy claro:

    1.- que se avala el análisis del S.A.P.,
    2.- que existe un amplio consenso sobre el mismo
    3.- que existe literatura científica y actividad profesional que lo describe
    4.- que no puede ser negado “a priori”

    Más claro el agua.

Los comentarios están cerrados.