Mujer asesinada por violencia machista en Logroño

Marín S., de 52 años, había sido procesado en marzo por un delito de maltrato y otro de amenazas, había sido condenado a 4 años de alejamiento, 6 de destierro de La Rioja y un año y medio de cárcel (no cumplido por carecer de antecedentes penales) , había avisado en el juicio que si se separaba su mujer la mataba y luego se suicidaba, en la pared del bar que regentaba ella, este sábado aparecían pintadas amenazantes (las palabras “puta”, “follar” en las paredes indicaban que Marín podría estar muy cerca de la víctima pero ¿nadie le buscó?), …

Y al día siguiente, la madrugada del lunes, Marín apuñalaba hasta la muerte a su exmujer, Tanta, de 48 años y luego se suicidaba con la misma arma. Los vecinos que acudieron ante los gritos de Tanta la descubrían desangrándose, con puñaladas en el cuello y abdomen, mientras él caía también, víctima de un propio cuchillo hundido en su pecho.
¿Quién controla a esas personas desterradas y amenazadoras?. ¿Porqué no hay policías controlando a estos individuos tan claramente peligrosos?, ¿Porqué no sale Rubalcaba, que estos días se prodiga tanto en la tele explicando sus éxitos contraterroristas, explicando porqué ha dejado que suceda un nuevo asesinato de una mujer?.
Con esta mujer son ya 43 las mujeres asesinadas en lo que va de año por sus compañeros o excompañeros (una decena de ellas no son computadas todavía como violencia machista por el Ministerio de Igualdad por seguir en investigación) algunas de ellas todavía en investigación). Siguiendo la campaña UNA POR UNA esta entrada TRES POR UNA visibiliza una mujer, esta vez bastante conocida por mucha gente aunque no en todos los ambientes sociales en general. (podéis ver otro listado en el siguiente enlace)

Clara Campoamor (Madrid, 1888 – Suiza, 1972).

“Una mujer, un voto”

Es considerada como una de las madres del movimiento feminista y sufragista en España y también una de las primeras diputadas de las primeras Cortes de la II República española. Defensora de la igualdad de derechos de la mujer, fue una de las impulsoras de la aprobación del sufragio universal en España, logrando el voto femenino en las primeras elecciones republicanas, así como la primera ley del divorcio.
Era hija de un modesto empleado y de una modista. A los 21 años ingresó en el Cuerpo en el Cuerpo de Correos y Telégrafos y con 36 años obtiene el titulo de licenciada en derecho por la Universidad de Madrid, una de las pocas abogadas en España en esa época.
Fue elegida diputada del Partido Radical en 1931 y una de las miembras encargadas de la comisión que redactaría el proyecto de Constitución de la Segunda República, sobre todo impulsó el artículo 36, el que hablaba del sufragio femenino sin limitaciones (frente a muchas personas que no lo consideraban por “hasta que las mujeres dejaran de ser retrógradas” (Álvarez Buyita, Rico); “hasta que transcurran unos años y vea la mujer los frutos de la República y la educación” (dicho por otra sufraguista de izquierdas, Victoria Kent)) o indefinidamente, “porque las mujeres son histéricas por naturaleza” (Roberto Novoa) o incluso reconocer el derecho a voto solamente a las mayores de 45 años “porque antes la mujer tiene reducida la voluntad y la inteligencia” (Ayuso). Tampoco margarita Nelken, la otra mujer del Congreso, del PSOE, y también feminista, consideraban oportuno el reconocimiento del voto femenino por que creían que iban a votar a las derechas infuenciadas por la Iglesia Católica. Finalmente, en 1931, se aprobó por mayoría exigua quedando el texto como sigue: Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes.

En la primeras elecciones con sufragio universal en España (1933), ganaron las derchas como había pronosticado Victoria Kent y tanto ésta como Clara Campoamor perdieron sus escaños. Eso le supuso numerosas críticas dentro de su propio partido.
En 1935 se separó del Partido Radical, debido a la “pérdida de confianza y la fe en el Partido” por llevar a cabo una política de derechas.
En 1936 escribió su obra más conocida Mi pecado mortal: El voto femenino y yo”, en la que argumentaba su defensa de la concesión del voto a las mujeres.
Con el estallido de la guerra civil se exilió a Francia, para pasar posteriormente a Argentina y Suiza. Murió en Lausana el 30 de abril de 1972.
Sus restos yacen en el cementerio de Polloe, en Donostia-San Sebastián
Se han hecho últimamente muchos homenajes a esta mujer. Sin ir más lejos, en 2006, el PSOE editó una proposición no de ley solicitando al Gobierno que las políticas de igualdad tengan también su reflejo en la acuñación de moneda y la figura femenina elegida para que aparezca en las futuras monedas de euros fue Clara Campoamor, por ser la principal defensora del voto femenino en la Segunda República. Esta proposición finalmente fue aprobada el martes en junio de 2007 por el Pleno del Congreso con el apoyo de todos los grupos parlamentarios salvo el PP, por supuesto. (Aunque yo miro mis euros….y sigue apareciendo un Borbón en vez de una republicana…)

Tags: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Juan además de denunciar cada asesinato y confieso que es donde más me cuesta opinar , porque solo me sale rabia,
¿que crees más que se pueda hacer ?
Me refiero desde cada cual….
En Argentina apenas hay ni siquiera estadisticas y cada dia hay crimenes violentos contra la mujer o malos tratos.Aquí , me refiero a Olavarría , hay una colectiva feminista que se llama JACARA que lleva entre otros ese tema…en mi blog hay cosas de ellas.
un abrazo
Tere Marin

Ya he leido algo sobre Jácara en tu blog. ¿qué mas se puede hacer?. Ay, esa es la pregunta del millón. De todas formas cada persona puede hacer cosas: evitar el sexismo en sus actos, con sus hijos e hijas, fomentar la visibilización de la mujer como una igual, protestar, leer y contar cosas sobre el tema….son pequeñas cosas que , estoy seguro, tienen un efecto multiplicador siempre así que no nos pongamos pesimistas pensando que “yo no puedo hacer nada” . Y sobre todo hay que aprender y enseñar a amar. Como padres, madres, educadores y educadoras…tenemos un pequeño pero gran trabajo a realizar.

Estas noticias no solo son nefastas sino que te bajan las defensas por lo menos a mi.
Doy vueltas y vueltas para preguntarme por qué es tan dificil sacar de la mente y corazón esos deseos de dañar a una persona.Por qué nos negamos a aprender a amar.Por qué?, lo peor es que nos comprometemos y prometemos brindar a todos amor y luego al volver a la rutina todo da marcha atrás.
De una cosa estoy segura, que vuelvan atrás lo que quieran yo (como tantos que me acompañan) seguiré empeñada en no hacer mal pero también en buscar hacer el bien, quizás sea media gota en el océano pero no cegaré de hacerlo.
Argentina también soporta estas violencias contra mujeres, en mi ciudad pequeña a comparación de otras se ve mucho estos casos, la justicia sigue “en pañales”
Y siempre que hay denuncia ella es la mala de la pelicula.
Me gustó conocer a Clara, vaya mujer” y anoté el libro para ver si lo consigo en Bs Aires.
Gracias por ilustrame Juan. Dios te bendiga.

Lo mismo Susana, ya sabes, una gota es poco pero un oceano ses simplemente…una suma de gotas
Adelante pues”!!!!

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


400 Bad Request

Bad Request

Your browser sent a request that this server could not understand.


Apache/2.4.7 (Ubuntu) Server at 185.14.29.52 Port 80